27 nov. 2015

Sublime tentación. Dana Jordan


Autor: Dana Jordan 

Publicado: B de Books 

Año publicación: 2014 

Género: Thriller romántico 

Serie: 2º Saga de los Barrymore  

ISBN: 978-8415420842


Serena Logan es una detective del Departamento de Policía de Nueva York. El amor la ha tratado muy mal últimamente, y hace meses que solo vive para su profesión.  Alexander Barrymore, afamado abogado penalista, pertenece a una de las familias más prestigiosas del país. Además de ser un implacable hombre de leyes y contar en su cartera con clientes influyentes, también goza de gran fama de mujeriego y seductor. Cuando a Serena y a su compañero les es asignado el caso del «atracador de la chistera», que está sembrando el pánico en la zona de Broadway, creen que tendrán que vérselas con un ladrón. Pero el destino y un asesinato relacionado con el atracador harán que  Serena y Alexander se encuentren y deban trabajar juntos. La magnética seducción que ejerce sobre ella el abogado hará tambalear las defensas de Serena… Mientras tanto, el asesino sigue suelto, el tiempo apremia y el abogado y la detective deberán aprender a confiar el uno en el otro. 


Aunque a mí me ha gustado más la primera, volvemos a tener  otro estupendísimo  libro  de  esta  saga  (estoy esperando como agua de mayo el tercero, el de Sergey y Jocelyn). Y la verdad no se pueden comparar... Si en el primero casi primaba más la trama policíaca y desbordaba acción  (el  final es  trepidante),  éste  tiene  como  tres subtramas  de  intriga, alguna más  descafeinada, pero imprescindibles  para  los  protagonistas;  y las  historias personales son  más  intensas.  De  Alex  poco  hay que añadir... despreocupado   y   mujeriego,   oculta   una personalidad  mucho más  responsable,  leal  hacia  sus amigos  y dispuesto  a  darlo todo por  ellos;  con  una intuición  y  un  darse cuenta  de  los  mínimos detalles envidiable. Nada se escapa de su atenta mirada.
De Serena, sí hay mucha tela que cortar. La verdad es que en  el plano  sentimental,  la  pobre  ha  tenido  muy  mala suerte, posiblemente por ser hija de quien es. Un romance malogrado porque  el  impresentable  no  ha  tenido  la decencia  de  decir  que estaba  casado,  aunque  le  doy la razón a ella al decir que ambos tenían la culpa: él por no decir  y  ella  por  no  preguntar.  Y  el último  porque  el desgraciado,  además  de  trepar  a  su  costa,  es un maltratador psicológico (y también físico) de los de poner los pelos  de  punta.  Las  lindezas  que  le  dedica  son de agárrate... como todas las de los individuos que así se las gastan a sus parejas. Y es que te quedas con la  seguridad  de  que  si  Serena no  hubiera  sido  hija del comisionado  de  Nueva  York,  lo  de Michael  lo  hubiera sufrido (nada indica en el libro que se aprovechara tanto en ese sentido), pero está más que claro que lo de Brian no.  Y  ese  conocimiento  de  que  los  hombres  la  utilizan para su fines, junto con una sensación de culpabilidad por la muerte de su madre y otro sentimiento (agravado por los comentarios  de Brian,  para  qué  negarlo)  de  que decepciona a todo el mundo, han forjado una personalidad dura y brusca, a la vez que una vulnerabilidad absoluta. 
Serena desea amar y ser amada, pero vistas sus historias anteriores, le  aterroriza  volver  a  servir  su  corazón  en bandeja a alguien para que lo destroce. Y el pobre Alex es quien paga los platos rotos, a base de desprecios y salidas de tono, que junto con los insultos son el pan nuestro de su relación. Y sin embargo, nuestro Barrymore es capaz de ver más allá de su coraza, y muestra toda la paciencia del mundo, hasta que ésta se agota. Serena es la clave de todo, ya que a pesar de todas las patadas y tropezones que ha sufrido  en  el  camino,  es  capaz  de  levantarse  e  intentar  luchar para mantenerse a flote aunque sea sola, herida y abandonada, pero intentando ser ella misma. Supongo que a Jossie le pasará algo similar, aunque es de imaginar que Sergey algo debe saber de lo sucedido; mientras que Alex va descubriendo poco a poco todo el tomate.
Mientras tenemos a un ladrón fetichista de zapatos de tacón,  y al asesino  de  una chica, cuñada de un  mafioso ruso. Un asesino que ni esperas venir, al igual que en el libro anterior, pero al que una vez lo sabes, te sorprendes de no haberlo tenido en cuenta, ya que hay otras cosas de las que sospechas y se acaban confirmando. 
Y  como  secundarios,  volvemos  a  querer  acogotar  a  la madre de los Barrymore, al igual que al padre de Serena, al que darías de collejas por no darse cuenta de nada. Y a los impresentables de Brian, Rachel y Vlad. Pero tenemos a Lipton, el compañero de Serena, que a pesar de todo está a  su  lado  (cabreado  y  todo).  Y por  supuesto,  a  Sergey, Jocelyn... He echado de menos a Sean y Lena, me hubiera gustado tenerles otra vez. 

Por  último,  comentar  que  este  libro  es  completamente independiente del anterior... es decir que si os liáis y no leéis “Oscura fascinación” (ya sería para daros por ignorar semejante joyita escrita por una autora española) no pasa absolutamente nada. Y si lo hacéis por orden, mejor que mejor, ya que en una palabra, ambos son imprescindibles.


Los Barrymore: 
2.Sublime tentación 
3.Ciega obsesión

7 comentarios:

  1. Siiii, aunque este tambien me gusto....de momento mi joyita es el primero....hasta que no caiga en mis manos,claro, el de Sergey <3

    Besitossss y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD... Me lei el de Sergey y mi joyita sigue siendo el primero ;)

      Bicos y disfruta del finde

      Eliminar
  2. Hola!!!
    El de Sergey tiene menos suspense, en mi opinión. Está mucho más centrado en la pareja!!!!
    Ahora que ya lo empiezas te voy a ir leyendo jajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Pepa... El suspense si lo comparas con los otros, es mucho más descafeinado, aunque te sigues llevando la sorpresa. Claro que habiendo leído el resto, ya sabes por donde podrían ir los tiros...

      Eliminar
  3. No he leido ninguno pero me los apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta, apunta. Perderse como mínimo el de Sean y Lena es un crimen.

      Eliminar
  4. Hola Aurora,
    Ya he leído los tres y tengo que decir que es una serie que me ha gustado mucho, aunque la intriga vaya de más a menos en los tres libros.
    Un beso,

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".