3 nov. 2015

La misión del Samurai. Arman Lourenço Trindade


Autor: Arman Lourenço Trindade 

Tempus Fugit Ediciones 

Año publicación: 2015 

Género: Paranormal 

EBook: 3,99€




Irene ha terminado su carrera universitaria, después de años y luchas por llegar a ser alguien, por fin puede ser dueña de su destino, pero en el viaje de fin de curso, la tragedia se cierne sobre ella y sus compañeros. En busca de ayuda, en un lugar casi deshabitado, Irene encuentra a Asahi, un feroz guerrero samurai, que presta sus servicios a su amada diosa. Lo que Irene no sabe, es que su llegada forma parte de una profecía, que solo se verá cumplida gracias a ella, y por ese mismo motivo, Asahi tiene una misión, protegerla y cuidarla con su propia vida. Algo a lo que ella no cederá con facilidad. ¿Asumirá Irene su papel de elegida? ¿Cederá el control de su vida a un ser sobrenatural? ¿Podrá resistirse al encanto de una sonrisa? 



Lo primero que me viene a la cabeza al ver este libro es lo poco acertado del logotipo de la editorial y de las letras del título.  Y bueno,  tampoco  es  que  la  parejita  de  la  portada sea para tirar cohetes... Viendo otras novelas de la misma autora  y  editorial  casi les  recomiendo  que  cambien  la persona que se las hace... o que le den otras ideas. 
Lo  segundo  es  que  la  autora  no  parece  excesivamente puesta en cultura japonesa. Y no me refiero sólo al hecho de  que confunda  a  un  samurai  con  un  shinobi  (o  ninja, como alguno prefiere llamarle),  que es en realidad lo que es  Asahi  (ya  de  por si  cantoso  y  pelín  grave)  sino  por ciertos detallitos que revelan (o intentan relevar) la cultura nipona. 
Corriendo un tupido velo (y aceptando barco como animal acuático),  vamos  a  la  novela  en  sí.  Tenemos  a  Irene,  una españolita que ha ido a Japón de viaje fin de carrera y que es  la única  superviviente  de  un  accidente  de  autobús  en medio  de las  montañas  niponas.  Después  del  porrazo,  la impresión,  el agobio,  y  el  esfuerzo  de  tener  que  subir  un barranco y caminar día y pico hasta encontrar un lugar con gente  a  la  que  avisar,  se encuentra  retenida  contra  su voluntad  en  un poblado...  ninja (repito, no  son  samuráis) con  la  excusa  de  que  es  la  elegida por  Amaterasu  para volver  a  su  mundo.  Y  la  verdad  es  que Irene  no  es precisamente  la  rehén  modelo:  Es  descreída, contestona, terca  como  una  mula,  y  con  modales  de  niña mimada  a ratos.  A  Asahi  lo  saca  de  quicio  en  más  ocasiones de  las que quiere recordar, ya que se mete en problemas cada dos por tres y es torpe a más no poder. Sin embargo, ese carácter,  a veces  caótico,  te  hace  sonreír  y  dar  una  carcajada más  de  una vez,  la  vuelve  mucho  más  cercana.  Y  a  lo largo  de  la  novela te  das  cuenta  de  que  realmente  es  una persona  con  la  cabeza perfectamente  amueblada,  con  una sensatez  e  instinto  increíbles que  la  salvarán  más  de  una vez de una catástrofe. Terminas dándote cuenta de que en realidad  los  tiene  muy  bien  puestos,  y que  la  lealtad  hay que  ganársela,  no  regalarla.  La  cría morriñosa  y  torpona del  inicio  se  termina  convirtiendo  en  una mujer  con  un corazón  más  que  generoso,  una  fuerza  y  una voluntad  de acero  forjado,  sin  perder  ni  un  ápice  de  su irreverencia  a las   diversas   divinidades   que   aparecen.   Y   no   es   que madure,   como   le   puede   pasar   a   otras   protagonistas. Simplemente es que la vida que ha llevado le ha hecho ser bastante cínica con respecto a ciertas cosas, y su forma de afrontarlas no está desvirtuada por sentimientos religiosos. No  es  perfecta,  pero  sí lo bastante  inteligente  para  darse cuenta de que algo no cuadra.
Asahi es el jefe de  ese pueblecito perdido en medio de la nada nipona.  Hijo  de  un  japonés  y  una  española,  es  el  único  que habla  con  Irene, básicamente  porque  ella  parece que ni sabe hablar en inglés, ni se molesta inicialmente en aprender  otro idioma  (luego  ya  se  ve  que  algo  cambia). También influye el hecho de que la  mocita no se  molesta en  confraternizar  con  el resto  del  personal,  con  lo  que  le toca  a  él  lidiar  con  su  mala leche,  humor  y  desplantes. Educado desde su infancia a venerar y servir a la diosa, no se  plantea  nada  más,  hasta  el  punto  de renegar  de  los sentimientos que le despierta Irene. Y esa lealtad ciega que domina su vida se verá más que seriamente amenazada por una muchacha que le demuestra que no es oro todo lo que reluce.  Decir  que  vuelve  su  mundo  del  revés  es  quedarse corto.
Junto  a  estos  personajes  nos  encontramos  a  Dragos,  un dragón sometido  a  Amaterasu;  Kenshin,  un  niño  shinobi que vive en la aldea y con el que Irene hace buenas migas y  que  le  enseña  algo de  japonés  mientras  ella  le  enseña castellano;  Takeshi,  otro  de los  guerreros,  con  un  papel determinante  en  la  historia.  Eso además  de  Amaterasu  y Susanowo...
En resumen, una historia que te va atrapando poco a poco, con momentos  antológicos,  una  protagonista  que  se  va ganando tu corazón a medida que avanza la historia, unos dioses    que    se   muestras    cómo    son    (caprichosos principalmente)  y un final que no deja de sorprender. Sin Embargo, sólo una cosita en contra: Está muy bien escrita, pero ojo con unos cuantos laísmos que se han colado ;)



16 comentarios:

  1. La historia no suena mal (aunque la sinopsis me ha dejado como, ¿no falla algo en esto?), pero si la labor de documentación cultural es tan mala... ufffff... No sé si me voy a atrever.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, olvidate de la diferencia entre samurai y shinobi... A ratos es divertida ;)

      Eliminar
  2. No lo conocía pero las historias de romance paranormal me suelen gustar mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Estoy con él casi terminándolo y s mí me está gustando. Me río muchísimo con Irene y sí, tiene mucho más en la cabeza de lo q se puede pensar en un principio.
    Discrepo contigo en una cosa, partiendo de la base de que no sé apenas nada de cultura japonesa, hasta dónde sé, los ninja son asesinos a sueldo y Asahi no lo es, es un guerrero al servicio de una diosa y se rige por un código de honor, no un asesino.
    En cualquier caso, me está pareciendo una simpatiquísima historia de fantasía contemporánea con la q estoy pasando un rato entretenido y divertido.
    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maticemos... Los shinobi no eran asesinos a sueldo. Eran principalmente espias y como los samurais solian servir a un daimyo. Y tambien tenian su codigo de honor, diferente pero lo tenian. Y si tenian que salir a combatir con las tropas lo hacian. Por lo tanto eso de asesinos mercenarios se tambalea un poco...
      Y si hay historias de amor con espias, porque no con shinobis?

      Eliminar
    2. Está claro que dos personas leerán el mismo libro, pero jamás leerán la misma historia. Cada uno lo ve o imagina como le place. Máxime cuando se trata de ficción fantástica.
      Fuente wikipedia:
      En la historia de Japón, los ninjas o shinobi eran un grupo militar de mercenarios entrenados especialmente en formas no ortodoxas de hacer la guerra, en las que se incluía el asesinato, espionaje, sabotaje, reconocimiento y guerra de guerrillas, con el afán de desestabilizar al ejército enemigo, obtener información vital de la posición de sus tropas o lograr una ventaja importante que pudiera ser decisiva en el campo de batalla.....

      La impresión que me deja Asahi, en mi mente, para nada concuerda con un mercenario, asesino, espía etc etc... y en ninguna de las batallas en las que participa leí que utilizara formas no ortodoxas.... es más siempre persigue un mismo objetivo, para el que fue entrenado desde niño, proteger y servir a su diosa.
      ...... de hacer una comparación, diría que para mí, Asahi equivale al caballero medieval a la japonesa. En cualquier caso acepto que tú lo veas a tu manera y los demás que lean la historia sacarán sus propias conclusiones.
      Bicos y hasta otra.

      Eliminar
    3. Muy buena aportacion preciosa. Moitos bicos.

      Eliminar
  4. Ella creo que me caeria mal....pero le voy a dar una oportunidad....y siii, si que es verdad que ni los protagonistas, ni en si la portada y letras, concuerdan con el interior...Ni sabia de q iba hasta que Marianchu lo empezo a leer en el club...osea,y para terminar,q me lo anoto,vaya

    Besitosss

    ResponderEliminar
  5. Vuelvo a repetir aqui lo que le he comentado a Marianchu: un shinobi NO es un asesino a sueldo. Para comprenderlo mejor, considerarlo como un espia...

    ResponderEliminar
  6. No me convence mucho, por ahora lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Aurora, ¿como es posible que puntúes un libro 8/10 y al comenzar a leer la reseña estas masacrando cosas que nada tienen que ver con la lectura?.
    Para empezar el logotipo de la editorial, tiene una gran historia hermenéutica, pero imagino que cada uno habla de lo que sabe, en tu caso japoneses.
    En segundo lugar, si hubiera tratado la escritora de hacer una novela sobre la cultura japonesa no habría escrito una novela fantástica con actores españoles.
    Desconozco, y es triste para mi reconocerlo, la diferencia entre samurai o lo que se supone, que según tu es Ashasi, Y sinceramente no veo que tiene que ver con la historia que has leído, lo realmente importante para el lector, lo dejas para el final, que el libro esta bien escrito, que la trama engancha...lo demás son ganas de molestar y desanimar al lector a que se centre en una maravillosa historia de romance fantástico. Pero eso si, has dejado claro que era de lo que se trataba que sabes mucho de japoneses. Enhorabuena, espero ver tu libro sobre el tema publicado. Eso es todo amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como Jack el Destripador, vayamos por partes...
      Lo primero, el logo. A ver, independientemente de la historia que tenga, en la que ni me he metido ni nada por el estilo, puede ser una preciosidad en un entorno y en otro no tanto. Marianchu me mostro la portada en la edicion escrita y era una preciosidad, y creo recordar que qudaba mejor integrado que aqui. Y en la pagina siguiente a la portada supongo que quedaria mucho mejor. Pero en esta portada y en otras... pues no.
      Respecto a como puntuo una novela, influyen muchas cosas: la ambientacion, la historia, su coherencia, los personajes, ortografia, edicion, etc... Y como dije en la reseña, pase por alto el tipo de guerrero. Solo matice lo que me parece y no he notado a nadie molesto, solo tu. Y en la primera respuesta veras que no desanimo a nadie.
      Respecto a lo de mi "sabiduria" o no, comento que he colaborado en un fansub trabajando con animes, he leido mucho sobre ciertos periodos historicos, soy cinturon negro de un arte marcial japonesa... Y no, ni se tanto como para escribir un libro ni me he puesto por encima de nadie. Solo he indicado lo que en mi opinion es una clase de guerrero y otro.
      Eso es todo amigos.

      Eliminar
    2. Como Jack el Destripador, vayamos por partes...
      Lo primero, el logo. A ver, independientemente de la historia que tenga, en la que ni me he metido ni nada por el estilo, puede ser una preciosidad en un entorno y en otro no tanto. Marianchu me mostro la portada en la edicion escrita y era una preciosidad, y creo recordar que qudaba mejor integrado que aqui. Y en la pagina siguiente a la portada supongo que quedaria mucho mejor. Pero en esta portada y en otras... pues no.
      Respecto a como puntuo una novela, influyen muchas cosas: la ambientacion, la historia, su coherencia, los personajes, ortografia, edicion, etc... Y como dije en la reseña, pase por alto el tipo de guerrero. Solo matice lo que me parece y no he notado a nadie molesto, solo tu. Y en la primera respuesta veras que no desanimo a nadie.
      Respecto a lo de mi "sabiduria" o no, comento que he colaborado en un fansub trabajando con animes, he leido mucho sobre ciertos periodos historicos, soy cinturon negro de un arte marcial japonesa... Y no, ni se tanto como para escribir un libro ni me he puesto por encima de nadie. Solo he indicado lo que en mi opinion es una clase de guerrero y otro.
      Eso es todo amigos.

      Eliminar
  8. No me he leído la novela pero lo haré, ya que me la recomendó Marianchú encarecidamente, como lectura muy divertida.
    Desconozco la diferencia entre Shinobi, ninja o lo que sea, pero sin duda si el titulo de la novela fuese "La misión del Shinobi" me quedaría con cara de grillo pues jamás escuché ese término anteriormente, en cambio, con mayor o menor acierto a todos nos suena que es un samurai ¿no?

    ResponderEliminar
  9. No sabía de esta novela, gracias por la reseña, qué bien que hayas disfrutado de la lectura :P

    Un abrazooooo ^^

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".