9 oct. 2015

Magnolia Pleasure. Nisha Scail

Autor: Nisha Scail 

Autopublicado 

Año publicación: 2015 

Género: Erótica 

EBook: 2,99€ 

Amantes del placer
Joselyn Turney está pasando la peor racha de su vida. Si no fuese suficiente con que su socia se hubiese largado con el dinero de la hipoteca, ahora ha descubierto por casualidad que lleva cinco años casada con un hombre al que no conoce de nada y a quién no ha visto en su vida. 
Decidida a encontrarse con él para deshacer ese supuesto matrimonio, se verá metida de lleno en un lío de proporciones erótico-épicas en el que nadie es quién dice ser y dónde todos tienen cosas que ocultar. 
Porque G.D. Sheridan no es lo que parece, ni siquiera es lo que ella piensa... Él es mucho, pero que mucho más... 

Jugadores del placer 
Diana Álvarez sabía que estaba cometiendo una enorme estupidez, pero eso no la detuvo a la hora de presentarse, en lugar de su amiga, en la fiesta privada de la mansión Magnolia Pleasure dispuesta a hacer un trato con el dueño. El problema era que él parecía interesado en obtener algo más que el Chevrolet acordado; la deseaba a ella. 
Noah Avery estaba acostumbrado a obtener siempre lo que deseaba y aquella noche no iba a ser distinto. Cuando la vio atravesar la puerta supo que tenía que ser suya, aunque para ello tuviese que disputársela al mismo anfitrión y ofrecer un trato mucho más ventajoso a la díscola muñequita. 
¿Qué era un fin de semana de placer cuando había mucho más en juego? 


Es  la  primera  vez  que  hago  la  reseña  de  dos  libros juntos... Hay  una  buena  razón,  la  acción  de  ambos transcurre  en  el mismo  tiempo  y  el  mismo  lugar,  los personajes principales de uno son los secundarios del otro, tanto  es  así  que  hay  capítulos que  se  repiten  en  ambos relatos al interaccionar los protagonistas de uno y otro a la vez, por lo que considero que bien podría haberse escrito un solo libro con dos parejas protagonistas. Y respecto al orden de lectura... lo que no se cuenta en uno se cuenta en el otro y viceversa. 
De Nisha Scail había leído dos libros y parte de un tercero de Agencia Demonia, pero si bien el primero me gustó, en el siguiente ya empezaba a haber cosas raras en el mismo periodo temporal con respecto al anterior, además de que a mí me gustó menos. Y en el que dejé a medias, me pareció que  ya  la  cosa  patinaba... Afortunadamente  aquí  no sucede  eso.  Es  un  perfecto  ejemplo de  que  a  veces  los relatos cortos son una pequeña maravilla. 
El  inicio  argumental  en  ambos  relatos  es  el  mismo: Joselyn tiene  un  refugio  de  acogida  de  mujeres  con problemas y se acaba de enterar que su socia capitalista se ha  fugado  dejándole un pufo  en  el  banco  al  no  haber ingresado  los  cheques  durante seis  meses,  por  lo  que pende  sobre  su  cabeza  la  amenaza  de desahucio  si  no consigue el dinero en tres días. Además se entera que lleva casada cinco años con un desconocido. Y allá que se lanza para  exigir  el  divorcio  a  su  media  naranja  recién descubierta. Diana es una de las residentes de Joselyn, que junto con  las  otras  mujeres  del  refugio,  intenta  a sus espaldas vender un viejo cacharro que tienen en el jardín, y allá  que se va para darle las fotos del automóvil a un presunto  comprador  y  así  pagar parte  de  la  deuda.  Por separado, ambas terminan en La Magnolia, propiedad de Gabriel, el presunto marido de Josey y también presunto comprador del coche. Noah es uno de los socios de ese “club” donde no se practica precisamente el sexo vainilla, y conoce a  Diana  de  camino  a  la  propiedad,  y  que  le ofrece su ayuda pero es firmemente rechazada (su ayuda y él).  Allí  se  encuentran con  que  la  socia  de  Josey  se  ha estado haciendo pasar por la mujer de Gabriel... 
Y bueno, si pensáis que el BDSM está presente en el libro, estáis muy equivocados. Si bien es cierto que tanto Noah como Gabriel son Dom, ni Diana ni Josey son sumisas... por razones muy justificadas. Hay que aclarar que Noah es terapeuta  especializado en  violencia  de  género,  y  Diana una mujer que tiene cicatrices tanto en su cuerpo como en su alma, con un carácter arisco y ácido, desconfiada a la fuerza;  por  lo  que  intentar  llevársela  al  huerto es  una maniobra un poco complicada... y aunque sea mandón ni se le ocurre meterla de sopetón en ese mundo. Y por su parte,  Josey también  ha  tenido  mala  suerte  con  los hombres,  y  lo  que  se encuentra  en  la  casa  le  parece  un poco  peculiar,  y  ya  está bastante  cansada,  frustrada  y agobiada como para que la dominen... así que si ambos quieren jugar con sus gatitas deben ir con pies de plomo y mucha sutileza. 
Aparte  de  las  escenas  eróticas  del  libro,  tenemos momentos muy emotivos, y cargados a más no poder de ternura...  Es tremendo cuando  Diana  le  cuenta  a  Noah todo el calvario sufrido (también cómo consigue él que se lo  cuente)  o  cuando Josey  y  Gabriel  se  cuentan  los motivos  que  les  llevaron  a conocerse  la  primera  vez... cuando   consiguen   recordarlos.   También   es   un recomendatorio de que aunque ellos estén metidos de lleno en  ese  mundo,  cuando  las  circunstancias  lo requieren, optan por el sexo convencional aunque sean bastante más autoritarios. 
Otro  detalle  a  agradecer  es  que  aunque  toda  la  acción transcurra durante un fin de semana, ninguno de los cuatro confiesa a su pareja que es el amor de su vida... si no más bien que les gustaría volverse a ver y continúan quedando durante más fines de semana hasta que tanto Gabriel como Noah consiguen hacer claudicar a sus gatitas.   Hay un par de personajes secundarios más en la trama... Coleen, a la que más le valía pasar una temporada en el psiquiátrico; y Simon, amigo y socio de La Magnolia y al que te gustaría volver a ver en otra historia.
En  resumen,  momentos  intensamente  eróticos,  tiernos, emotivos, divertidos... en dos libros que podrían reunirse en uno. Sólo hay un punto negativo: El precio. A mí, sinceramente pagar 3€ por un relato de escasas 150 paginas... me parece caro. Agradecería que lo rebajaran un poquito, ya que no es sólo uno, sino dos; y la broma se sube a los 6 euritos...



7 comentarios:

  1. No lo conocía pero tras tu reseña seguro que le doy una oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es que Kelly no defrauda y tal y como dijiste, son el ejemplo perfecto q en relatos cortos puede haber y las hay una historia....siiiii,ya me termine el de Moira kane :(

    Besitosss Aurora y otros para Niusa y Marianchu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Biquiños Marili. Y mira si ando apanfilada que hasta hace poco no supe que kelly y nisha eran la musma. Que puñetera mania de pseudonimos y encima anglosajones...

      Eliminar
  3. Este no me llama la atencion asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la reseña, no lo conocía, de momento los dejo pasar, ya veremos mas adelante, ya te sigo , yo tambien tengo un blog, por si te pudieses pasar por el, gracias y ya nos leemos
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa.
    No sabia de esta historia, pero me llama la atención, lastima que sea en kindle, por el momento no puedo leer de esta manera, así que mas adelante probare.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Para que veas que no me entero de la misa la mitad, aún veo ahora esta reseña.
    Por mi parte, solo darte las gracias por haberlos leído y me alegra ver que te han gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".