22 sept. 2015

El altar del pecado. Nora Howard


Autor: Nora Howard 

Editor: H. Hex 

Año publicación: 2014 

Género: Erótica Paranormal 

EBook: 6,04€ 




Etaya, copropietaria del bar Purgatorio, es traicionada por su marido. Delvil, su supuesto enemigo, es el único que puede salvarla. Aunque pasar días a solas con un motero por el que siente una fuerte lujuria podría ser para Etaya más peligroso que enfrentarse sola a la muerte. 
El altar del pecado es la recopilación de los tres ebooks de fantasía erótica Invocada, Desatado e Inmolada. 


Tengo   que   comentar   varias   cosillas.   Que   es   una recopilación de los tres relatos se nota ya que en algunas partes  te intentan explicar  lo  acontecido  en  páginas anteriores. Algo muy fácil de solucionar pero que se han limitado a poner  los  libros  en uno  y a correr. Y también que es de agradecer que para ser un libro erótico no se han limitado  a  describir  (con  perdón  de  la expresión) polvos cada dos por tres como  suele ser  en  estos casos, muchas veces sin venir a cuento. La verdad que aquí no. Alterna las escenas hot con su buena parte de acción y aventura, y algunas sabes que están, pero las notas bien integradas en el relato. Y hay tres que destacan, y que por su longitud, tal vez sean demasiado largas, pero no se te hacen pesadas, tal vez porque los protagonistas de cada uno de ellas son distintos  y  las  razones  por las  que llegan  a  ese punto también. No son el típico “Aquí te pillo, aquí te mato”. La primera  sinceramente  provoca  bastante repelús  y  en mi caso rechazo; y no sé que estaría pensando la autora en ese momento, ya que hay cierta parte... Telita marinera. Está ambientado  en  el pasado  y  sus  protagonistas  son  Tamot, Etaya  y  Somoa.  La  segunda,  protagonizado  por  Etaya y Delvil al más puro BDSM, donde ella, con la adrenalina a tope  lo  provoca  hasta el  punto  de que él  pierda  su autocontrol, ya que desea más que nada en el mundo ser sometida por el semidemonio y no que la trate como una muñequita de porcelana como  en su primer encuentro. Y vaya si lo hace... mostrando a la vez la ternura y el amor que  él  siente por  ella.  Y  la  tercera,  protagonizado por Neathel  y  Ramón, también  tiene  ternura  y  aceptación  a raudales. 
La  verdad  es  que  los  tres  libros  son  completamente diferentes, pero complementarios. El primero, ambientado en el presente, presentación de las parejas y la huida y el descubrimiento   del caos que   está   a   punto   de desencadenarse.  El  segundo,  ambientado en  el  pasado  y que   forja   las   personalidades   de   los   protagonistas, explicando  por  qué  han  llegado  a  ser  como son y los desencadenantes  de  lo  que  se  producirá  5000  años después; y finalmente el tercero, el que más escenas hot y acción tiene, con el desenlace de toda la movida.
Respecto a los protagonistas, “el malo” se sabe fácilmente quién es, aunque  hay  veces  que  parece  despistarte. Se ganaría  unos cuantos  Oscar  si  se  dedicara  a  actuar. Respecto  a  “los buenos”, Tamot  es  un  cabrón  y  cretino integral.  Como  buen  guerrero de 5000  años  de  edad  es machista  hasta  la  médula,  arrogante, prepotente,  lo  que hace  que  meta  la  pata hasta  el fondo con Etaya, no una, sino varias veces gordas (me encanta el corte de mangas que le hace a su marido al final en plan de “Has tardado milenios  en  darte  cuenta. Ahora  te  j***  porque  me  voy con otro”). Aunque hay que reconocer que por mucho que le  fastidie tiene  su  cierto  grado  de “justicia”.  No  duda demasiado en hacer lo que Etaya le pide al final, ya que el haber intentado matarla pues... pesa un poquito. Tampoco le impide hacer otras cosas. Claro que el no darse cuenta de  que  su  matrimonio  ha  hecho  aguas por  su  culpa (o básicamente,  que  puede  hacer  lo  que  le  sale de la  punta del...),  y  por  lo  tanto  no  haber  movido  un  dedo  por arreglarlo ya  le  vale.  Etaya  tiene  su  parte  de  amor  y dulzura acaparada con  su  hija,  ya  que  después  de  las puñaladas traperas de  su marido,  no  es  que  se  fíe precisamente de los hombres. Los utiliza hasta que llega la horma de su zapato, Delvil, alguien por quien siempre se sintió  atraída,  pero  que  estaba  en  el  lado equivocado.  Neathel es la única hija viva que les queda, aunque dudo que Tamot la quiera demasiado, aunque está claro que su madre  sí.  Está  atormentada  por  la  muerte  de  todos  sus seres queridos,  lo  que  le  lleva  a  la  decisión  de  quedarse virgen... hasta que cierto guerrero motorista se fija en ella. Ramón  tiene también  sus  dosis  elevadas  de  machismo, pero  acepta  y  termina adorando  a  Neathel  tal  como  es, aunque  lo que suelta  por  esa boquita... pero  ella sabe darle  la  vuelta  a  la  tortilla.  Y  por fin  Delvil,  un semidemonio  atormentado  por  su  naturaleza, infancia, enamorado  a  más  no  poder  de  Etaya,  y  cuya  mayor aspiración  es  no  hacerle  daño,  con  lo  que  consigue que ella casi  le  dé  collejas  por  lo  frustrante  de  su  primera relación sexual,  y  que  ella  tenga  que  provocarle  hasta  el máximo para la segunda, donde la compensa con creces y se da cuenta que no es una muñequita de cristal. El chico perfecto ya que su única prioridad es ella. Y respecto al resto... Lo de Somoa, sin comentarios. No digo nada, ya os formareis vuestras propias opiniones. La única   con   dos   dedos   de   frente,   Neathel,   aunque evidentemente le cuesta. En  resumen,  una  lectura entretenida,  que  te  mantiene atrapada en la trama... Claro que cierta parte de la escena del trío... El malo, salvo ciertas dudas es identificable, y te dices que cómo demontre no lo tuvieran en cuenta mucho antes. 


7 comentarios:

  1. Hola guapa!!

    Buf, la verdad es que no me llama mucho... prefiero dejarlo pasar de momento ^^ Pero gracias por la reseña ;)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  2. A mi el género erótico me gusta mucho, pero este no me termina de convencer, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martiti.
      Quitando la "escenita", la verdad que no es de los peores ni mucho menos. Estoy un pelín hasta las narices de libros "eróticos" que son revolvón tras revolcón sin venir a cuento. Argumento nulo. U otros con BDSM muy mal entendido... Éste al menos es entretenido y te engancha.

      Eliminar
  3. Hola guapa, la verdad es que no me llama mucho, con decirte que la portada ya me ha hechado bastante para atrás. Creo que prefiero dejarlo pasar, de todas gracias por compartir tus impresiones con nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff... Si yo te contara las de portadas horrorosas que he visto... Ejemplos: Las primeras ediciones de Johanna Lindsey. Madre mía. En una parece que el protagonista (desnudo detras de ella) parece que se masturba frotandose en la espalda de la muchacha mientras ella tiene cara de extasis. Tal cual. No es que sea maravillosa, pero no es de las peores.

      Eliminar
  4. Un recopilatorio de las tres novelas…me gusta…me gusta q sea erótica,hace tiempo q no leo nada de ello, ya q lo ultimo leído era siempre lo mismo, te veo, me enamoro, te fo**o, y me canso---esa primera escena q te da repelus…uhmmmm me dejaste intrigada
    El malo es el mismo en los tres libros, y siii, yo tb tengo un sexto sentido para descubrir a los malos jajajajajajajajja…y encima trios…ay pordiossssss,q me lo traigo para casita

    Besitos Aurora y otros para tus compañeras

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".