19 jun. 2015

Enemigos perfectos. Johanna Lindsey


Autor: Johanna Lindsey 

Publicado por: Ediciones B 

Año publicación: 2013 

Género: Romántica Regencia 

Serie: 10º Saga de los Malory  

ISBN: 978-84-987-2783-8 


Nueve  años  atrás,  Richard  Allen  huyó  de  Inglaterra y terminó por  unirse  a  una  banda  de  piratas  cazadores  de tesoros  en  el Caribe.  Allí  adoptó  la  identidad  de  un seductor  francés,  Jean Paul.  Pero  un  asunto  pendiente  le obliga  a  regresar  de incógnito  a  Inglaterra.  Finalmente liberada por sus abogados de un compromiso matrimonial indeseado,  Julia  Miller  espera encontrar  al  hombre de  su vida. En  un  baile de disfraces  se siente  cautivada por  un misterioso enmascarado francés. 


Bueno, éste es el último de la saga traducido al castellano, y supongo que también un punto y aparte, ya que según la sinopsis de amazon,  el  último  sacado  lo  protagonizaJudith,  por  lo  que  al menos  han  pasado  once  años.  Pero volviendo  a Enemigos perfectos,  curiosamente  no  lo protagoniza  ni  ningún  Anderson ni  Malory...  pero  sí amigos  suyos:  el  admirador  de  George, Richard  Allen, y su prometida desde niños, Julia Miller. El problema es que ambos no se pueden ni ver... lo típico del “Pícame Pedro que picar te quiero...”, sin que ambos tengan realmente la culpa,  o  mejor  dicho,  la  tienen  los  dos.  Y  después de encuentros desastrosos de niños, y la ausencia de Richard durante nueve   años,   Julia   intenta   rehacer   su   vida declarándolo muerto.  Pero su dolor de cabeza aparece en una  fiesta  para  poder ver  a  George,  utilizándola  a ella como  despiste,  cosa  que  no resulta.  Y  lo  peor,  ambos  se reconocen, con lo que los viejos rencores reaparecen. Los acontecimientos  se  suceden obligándoles a  replantearse todo su pasado, y a colaborar juntos para conseguir seguir con su vida.  
La verdad es que dan ganas de hacerles pruebas a algunos antes de sacarse el carnet de padres. El  refrán de “Quien siembra  vientos, recoge  tempestades”,  se  cumple  a  la perfección. Richard odia a su padre y todo lo relacionado con  él,  incluido  un  matrimonio  de conveniencia  y  su consiguiente  pareja, y sinceramente, razones no le faltan. Julia lo único que quiere es coger las riendas de su vida y casarse con quien le dé la gana, sin la espada de Damocles del prometido   obligado.   Unir  sus   fuerzas   contra   el enemigo común,  con  la  ayuda  de  sus  fieles  amigos  y un aliado inesperado,   puede   provocar   ciertos   efectos... además de contar con la sorpresa final. 
La  verdad  es que  inicialmente ni Richard ni Julia dan  su brazo  a torcer,  aunque  afortunadamente,  aunque  sea a regañadientes (más por parte de Richard), son capaces de dejar a  un  lado  sus diferencias  y darse cuenta  de  que  las cosas no eran tan graves, solo la niñez las magnifica y hay que ver  las dos versiones. Y aunque inicialmente su plan sale rana, luego se verá que no... 
Ambos  son  dos  buenos  protagonistas,  y  hacen  que  pases un rato   muy   entretenido   leyendo   esta   novela.   Los secundarios también son de lujo, teniendo mucho peso en la  historia:  Milton, Charles,  Gerald,  Ohr,  Gabby,  Drew, James... Me hubiera gustado que Ohr también tuviera su historia. 
La  valoración de esta saga hasta este  momento  es que es muy entretenida,  con  unos  libros  que  te  atrapan,  y otros que te dejan un poco indiferente. Se nota la evolución de la autora de los  libros iniciales a los  últimos  (éste último me parece más maduro), pero con la maldita manía de las repeticiones  explicativas  de  quién  es quién.  Eso  se  lo podían  haber  ahorrado,  ya  que  a  veces comete  alguna incoherencia.  Hay  sagas  mucho  mejores,  por supuesto, pero  también  hay  muchas  más  que  son  infumables. Yo diría que es muy recomendable, ya que contiene auténticas joyitas, por el hándicap de ser novelas de regencia, que no a  todo el  mundo  le  gusta.  Ahora  que  lo  pienso,  qué curioso,  no  han salido  nada  de  las  guerras  europeas(especialmente  con Francia), y  sólo  con  Estados  Unidos. Me parece un poco raro. 
Otras  sagas también  altamente  recomendables  son  los Bedwyn (con   alguna spin-off   como   Simplemente enamorados),  de Mary Balogh;  y  las  Florero  y  las Hathaway  de  Lisa  Kleypas. Mejores,  según  gustos  (para mí, sí).



Saga de los Malory: 

10. Enemigos perfectos 
11. Stormy Persuassion 


3 comentarios:

  1. Este me lo lei sin saber que era parte de una saga y hubo cosas que se me escaparon.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo en Lisa Kleyas, no he leído nada de la otra autora pero me la apunto sin falta. Esta serie para mi gusto fue bajando de nivel a partir del cuarto, con algún repunte después. Espero acabarla pronto, tu nota me da esperanzas :) aunque acaban de publicar uno más, protagonizado por la nueva generación, espero que retome el nivel de los primeros.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary Balogh es muy buena. y tiene autenticas joyas, la verdad. Una de ellas es "Simplemente enamorados", una postcuela de los Bedwyn.
      Respecto a los Malory, pues como dices, una serie que bajó en picado con algún repunte. Éste último, "Persuasión", no voy a ir corriendo a comprarlo la verdad. Y es que Johanna Lindsey sí, es entretenida, unas veces más que otras, pero hay autoras de regencia mucho mejores...

      Eliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".