29 may. 2015

Las trampas de la seducción. Johanna Lindsey


Autor: Johanna Lindsey 

Publicado por Zeta Bolsillo 

Año publicación: 2010 

Género: Romántica Regencia 

Serie: 9º Saga de los Malory  

ISBN: 978-84-987-2081-5


La vivaz Katey Tyler abandona el tedioso  pueblecito de Gardener, Connecticut, al fallecer su madre, en busca de aventuras y romanticismo  en  una  gran  gira  turística  por Europa.  Una noche en  la  posada  en  la  que  se  hospeda escucha un penoso lloriqueo en la habitación contigua y descubre a una niñita atada y amordazada. Tras liberar a la pequeña,  acepta  llevarla  de  regreso con  su  familia en Londres. Pero Katey no esperaba ser apresada por un alto y  apuesto  americano  y  que  la  culpen  de  secuestrar a la niña a la que ha rescatado. Lo que Katey no sabe es que al haber captado la atención de Boyd Anderson está a punto de experimentar  más  aventura  y  pasión  que  la  que encontraría una dama durante un viaje, y que al conocer a los Malory su vida nunca volverá a ser aburrida.


Lo primero, ya que no me puedo resistir, es darle un par de collejas al  iluminado  traductor.  Ha  cometido  un  par  de errores de esos que cabrean a l@s lectores de sagas ya que no se ponen de acuerdo en cómo  llamar a  las cosas. El resto de su trabajo muy bien  (sin ver el original, quiero suponer eso), pero... Alma de Dios, ¿cómo se te ocurre llamar  a  la  Skylark  Company  “Consignataria Alondra”? Tal cual... Yo  me quedé  con cara de  no  saber  si  reír o llorar. Y por supuesto al Maiden Anne tenía que llamarlo “Doncella Anne”. Toda la saga con Skylark y Maiden y por dar la nota, en el noveno libro lo traduce al castellano. Hay que jo***. Por esa regla de tres, renombra a James como Jaime (o Santiago, Yago o Diego), a Anthony como Antonio  y  así.  Porque  es  lo  mismo. Aparte  que lo de Alondra queda ridículo, la verdad. Prefiero olvidarme del desastre que hicieron con la Hermandad de la Daga Negra a  ese respecto.  Y  es  que  vamos  a  ver,  ¿por  qué  no  se ponen de acuerdo los diferentes traductores de una saga con llamar a ciertas cosas igual? O al menos molestarse en ver como lo han hecho antes.
Corriendo  un  tupido  (muy  tupido)  velo  a  esto  (y  a  las consabidas  repeticiones,  que  encima  se  contradicen, diciendo incluso  en  este  libro  que  James  encontró  a Jeremy  a  los  doce y a  los  dieciséis),  la  novela  tiene  el toque  original  de  que quien quiere  casarse  es  Boyd y Katey  quien  no quiere  oír hablar del asunto.  Es entretenida, pero no llega al nivel de otras. Boyd mete la pata hasta el fondo ya que “su lujuria no le deja pensar”. Alucinante...  En  fin,  y  como  no  razona,  pues  los malentendidos son monumentales.  Si  a  eso  le  añadimos que Katey tiene tendencia a “embellecer lo que le pasa” o inventarse cosas, cuando quiere contar con pelos y señales lo sucedido su credibilidad se resiente un poquito. Si a eso le añadimos un carácter explosivo por parte de ambos, el cóctel  está  servido.  Sí,  a tozudos  no  les  gana nadie, menudo par.
Y cuando el pobre hombre quiere resarcirse del tremendo tropezón para ver si consigue convencerla de boda y cama, pues... el asunto le sale aún peor, ya que el experimento casi le sale rana. Al final te da hasta penita. 
Por su parte, ella con sus cabreos no se queda atrás. Los primeros justificadísimos, otros en los que ella reconoce que  se  ha  pasado un  par  de  pueblos,  ya  que  bueno, tampoco  se  arrepiente  del asunto...  Además,  en  eso  de buscar familias perdidas le ha tocado el premio gordo. 
En  resumen,  como  dije  antes,  novela  entretenida (confusiones, rescates,  viajes,  intentos  de  secuestro, familias descubiertas...) con un punto original, pero que no llega al nivel de la de James, Warren o incluso la de Drew. Eso sí, agradezco que Reggie no salga por ninguna parte. Yupiiiiii. 


Saga de los Malory: 

9. Las trampas de la seducción 
10. Enemigos perfectos 
11. Stormy Persuassion 


4 comentarios:

  1. Hola!! que pena que otra vez una mala traducción estropea la lectura de una novela, con esta saga me quedé en Cautivo de mis deseos, y no creo que la continúe. Los primeros me encantaron los siguientes ya no tanto. Muchas gracias por tu reseña.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. No me he leido ninguno de la saga y pintan bien, al menos este.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Es una pena que esta serie haya ido decayendo, a ver que tal las nuevas generaciones de los Malory, espero que Lindsey renueve !los argumentos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a ver... porque acabar, se le acabaron con los "senior"

      Eliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".