5 may. 2015

Oscura fascinación. Dana Jordan


Autor: Dana Jordan

Publicado: B de Books

Año publicación: 2013

Género: Thriller romántico

Serie: 1º Saga de los Barrymore 

EBook: 1,89€



Sean Barrymore, fiscal de distrito de Chicago, pertenece a una de las familias más influyentes del país, y su fama de hombre de ley, duro e implacable, le ha llevado a convertirse en candidato al puesto de juez de apelaciones del estado de Illinois. Sin embargo, una sombra ominosa se cierne sobre la expectativa de ese gran futuro profesional: un asesino que está dispuesto a todo con tal de destruirlo.
Lena Petrova es una joven trapecista cuya única y gran familia está compuesta por domadores, ilusionistas, payasos y enanos. El circo Babushka acaba de instalar su carpa en la playa de Odessa, en Brooklyn. Preocupada por los asuntos turbios en que pudiera estar metido su compañero de trapecio, Lena se cruzará en el camino de Sean, y ese insólito encuentro de dos seres de mundos tan diferentes alterará para siempre las vidas de ambos.


Tengo la malsana curiosidad de preguntarme por qué una autora española utiliza un pseudónimo para escribir esta novela tan buena y encima con pinta anglosajón… No sé, habrá una explicación (o no) y no es que me parezca mal, pero… En fins, da igual.
Desbarres aparte, me ha sorprendido muy gratamente esta novela. Creí que había levantado la liebre del sospechoso por un comentario, y me pasé buena parte de la novela esperando ver como salía a la luz, pero no… no era ése… Es una completa sorpresa quién es el cabrón de turno. Y digo cabrón con todas las letras y tamaño 48, porque…
La verdad es que felicito a la autora, ya que no es fácil llevar la intriga hasta ese nivel. Muchos no lo hacen bien y se destapa muy pronto. Otros ya te lo desvelan en las primeras páginas, con lo que les quita parte de la gracia, y en el mejor de los casos (muy pocos) se salva por la persecución entre el “bueno” y el “malo”.
Aquí tenemos a un psicópata que va amenazando de forma letal a una familia de clase alta, a la que con la forma que tiene de describirla demuestra el odio enquistado que le posee. Y mientras va preparando y ejecutando sus planes, por culpa de una “broma inocente” se cuza una muchacha de origen ruso en su camino y en el de los Barrymore, desatando que parte de la venganza recaiga en gente que se ha visto involucrada sin comerlo ni beberlo.
Lena Petrova es todo lo opuesto a lo que Sean Barrymore busca en una mujer. Irrespetuosa, con la verdad por delante pese a quien pese, no soporta que la protejan a base de ocultar los acontecimientos, y ni por supuesto que tomen sus decisiones por ella… pero que sin embargo es una chica extremadamente dulce, amiga de sus amigos y con una completa lealtad hacia los suyos. Se ve metida en unos líos impresionantes, y es capaz de salir de ellos, eso sí, muy cabreada, algo asustada, y poniéndole los puntos sobre las íes a “su Señoría”. Sabe perfectamente lo que quiere, y hasta dónde está dispuesto a llegar Sean y no le fuerza a que vaya más allá de dónde él puede debido a su posición política (le presiona al máximo para meterlo en su cama, sí, pero sabiendo que no habrá nada más que una fecha de caducidad, cuando el circo se vaya de la ciudad).
Sean Barrymore tiene un problema en su relación con las mujeres ya que las sobreprotege tanto que al final acaban todas muy enfadadas con él: Su hermana Jocelyn (Josie), por ocultarle lo que hace por “su bien” (ojo, que no es malo, pero podría decírselo); su difunda esposa, por ocultarle su pensamientos y decisiones también por el mismo motivo, y Lena, aunque ella se revuelve ante esa situación y junto a Josie consigue hacerle entender que no son delicados floreritos para la vitrina del salón, y pueden pensar y decidir por si mismas. A ver, no es el típico personaje machista, sino que la cosa va por otros derroteros… Simplemente prefiere cargar él con todos los problemas y solucionarlos “a su manera” pensando que así protege al resto, pero no se le plantea que lo mismo “el resto” tiene otra visión distinta y desea aligerarlo de esa carga tomando otras decisiones que lo terminan dejando fuera de juego…
Como personajes secundarios tenemos a los patriarcas Barrymore, que la verdad… tendrían que haberles dado un manual de “Cómo educar a los hijos” porque madre mía, menudos comentarios... Para darles de collejas a ambos. 
Jocelyn y Alexander Barrymore son, afortunadamente, harina de otro costal… Alex parece un juerguista mujeriego, pero tiene su corazoncito (a veces) y Jocelyn es una chica a la que la vida o las malas decisiones han tratado muy mal (el ser de clase bien no libra de nada…). Me encantaría un libro de ella con Sergey Saenko, a ver si él es capaz de llevarla a su terreno (atracción entre ellos parece que hay, al menos por parte de Sergey, “sólo” tiene que convencerla).
Sergey Saenko en todo un misterio, amigo leal de la infancia de los dos hijos Barrymore y presuntamente investigador privado, aunque muy bien no se sabe cuál es su “verdadero” trabajo.
Y por último la “parte rusa”… O mejor dicho la “parte nómada”, con su cultura, tradiciones, pullas entre ellos, una gran y encantadora familia.
En resumen, un libro que atrapa desde el primer momento, con un asesino cambiando los planes a medida que van pasando cosas y no sabes por donde te saldrá, una historia de amor que va creciendo poco a poco, y un final trepidante que te deja el corazón en vilo, dan ganas de gritarles hacia donde tienen que ir… Cuando lo leáis, ya me entenderéis.


Los Barrymore:
2. Sublime tentación

12 comentarios:

  1. Gracias por la preciosa y competa reseña que has hecho de la historia de sean Y Lena, retrata muy bien todo cuanto he querido plasmar en la novela. Y la historia de Sergey y Josie está apunto de salir, en noviembre, su título: Ciega Obsesión. La historia de Alexander, Sublime Tentación, fue la segunda y decidí dar un poco más de tiempo al amigo ruso. Ya sabes... Un beso, Ana.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me gustó mucho la novela y la de Alex también, como tú estoy deseando conocer la historia de Sergey y Jocelyn.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. waaaaaaaaaaaaa!


    Que reseña tan más completa. :D


    Es genial. Y sí, ya terminó de atraparme

    Si la encuentro le daré una oportunidad.


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de pe a pa de acuerdo con tu reseña,me encanto...y siiii, espero q la autora no nos deje mucho tiempo sin la historia de Sergei.....Ahora a por el segundo...o ya lo leiste?

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Noviembre??!!!!!! Yupiiiiiiiiiiiiiii....siiiiii, lei el comentario de la autora jejejejejejejejej

      Eliminar
    2. Nop... ;) pero caerá en muy poco tiempo. Ya lo tengo metidito en la tablet y probablemente sea en siguiente de la lista después de "Persiguiendo sombras".

      Eliminar
  5. Yo puedo que también la acabe probando! :D
    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Madre mía jajaja me lo voy a apuntar porque por lo visto está genial ^^

    ResponderEliminar
  7. holaa

    tengo este libro pendiente desde hace bastante tiempo como tantos otros, ajaja lo se, soy una loca acumulando. Y la verdad es q no me faltan ganas de leerlo pq nada mas q he leido buenas criticas de el. A ver si me animo...
    besoss

    ResponderEliminar
  8. Hola, me alegro que te haya gustado tanto como a mi, me encanto!! Leete el que sigue, porque son buenísimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mi es el libro que menos me ha gustado de la autora con muchísima diferencia. De los protagonistas sólo me gustó ella, él me dio la sensación de no tener nada que ver con lo que vendía la autora en un primer momento. Otra cosa que me molestó mucho, aunque se que son cosas mias, es la relación de él con sus hijos, prácticamente inexistente. Cuando hay niños pequeños en una historia me gusta que se les de protagonismo y no ha sido el caso.
    Ahora la trama de suspense me encantó, y cuesta dar con el culpable como bien dices.
    A ver si me pongo con el segundo y logro quitarme la espinita.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no estoy de acuerdo contigo. Sí se ve una relación de Sean con sus hijos. Vale, no es de los padres que al menos de cara a la galeria se revuelquen con ellos en la alfombra, pero sí se ve un cariño y una protección hacia ellos, en detalles como atarles los lazos y cosas así. Date cuenta que no están en su casa, sino en la de los padres, y con lo estrictos que son (sobre todo la madre), ciertos comportamientos no cuadrarían y quedarían raros. Y de hecho al final, cuando están en su propia casa, son de otra manera. Respecto al protagonismo, no, están bien como están, dada la trama...

      Eliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".