17 ene. 2014

Sin huellas en la arena. Ana O'Donnell

Autor: Ana O'Donnell

Editado por Ana O'Donnell

Año publicación: 2012

Género: Juvenil

ISBN: 978-84-615-7882-5



La playa para Emily siempre fue un lugar en el que evadirse del mundo, un lugar donde esconderse y disfrutar de la soledad, donde pasar las horas sin importarle nada más que el suave tacto de la arena y el aroma del mar…
¿Quién iba a decirle que sería también el escenario de su primera historia de amor, y más que eso… que sería el escenario de su obsesión, y de su irremediable locura?

Opinión personal

Novela corta, 185 páginas de corte juvenil con toque paranormal. Al comienzo de la lectura me costó coger el ritmo, pues la autora mete pensamientos de la protagonista en medio de la narración, pensamientos futuros que en lugar de ayudarme agilizando la lectura me la ralentizó, hubiese seguido el ritmo de la historia sin ellos de igual modo. 
Tras ese pequeño inconveniente la historia me atrapó, muy emotiva, me salió la lagrimita en más de una ocasión, los sentimientos de Emily hacia Sean son intensos y a la vez confusos por toda la situación "especial" que les rodea. Se crean situaciones injustas en las que los padres de Emily queriendo ayudarla a superar su "problema", a mi modo de ver le hacen más mal que bien, por lo que no pude congeniar ni un ápice con ellos. Incluso Mary, su mejor amiga, no comprende que le pasa, y Emily tampoco intenta hablar de ello, quizás escaldada por la reacción de sus padres, ya no confíe en nadie. 
Se intuye desde el principio cual es la situación de Sean, pero eso no hace que sea más llevadero lo que esta pasando, Emily conecta con él desde la primera mirada, pero la barrera que los separa es insalvable aunque ella se empeñe en no verla, situación que hace que la historia sea aún más dramática.
A título personal, me hubiese gustado que se profundizara más en la relación con Ryan, personaje que da el punto de color a esta historia además de algo de chispa.

Valoración 7/10

"(...) No entendía por qué debía alejarme de él, era bueno, nos queríamos y me encantaba pasar tiempo a su lado... por eso me resultaba imposible dejar de verle, era como dejar de respirar, si lo hacía, antes o después, acabaría muriendo".



1 comentario:

  1. Muchas gracias por la reseña, esta novela la tengo en pendientes, pero por el momento no me llama la juvenil, más adelante lo leeré

    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".