31 may. 2016

Los príncipes azules no existen... ¿o si?

Autor: Antía Eiras 

Autopublicación 

Año publicación: 2015 

Género: Chick lit 

516 Páginas


Alexia es una chica sencilla que huye de su pasado para empezar a trabajar para un importante actor mexicano. Cuando conoce a Martín Ledesma no se puede imaginar que su vida cambiará por completo. Y Martín, ¿qué os puedo decir de él?. Es extraordinariamente guapo, rico y muy famoso, por el que todas las mujeres suspiran y se pelean por estar entre sus brazos.Pero tiene un carácter fuerte, dominante y celoso, que no le va a hacer la vida sencilla a Alexia, a quien tuvo que contratar pese a no estar de acuerdo. Sus caracteres chocarán de forma explosiva, pues los dos son tercos, cabezotas y muy tozudos, creando momentos divertidos y muy intensos. Ninguno de los dos quiere dar el brazo a torcer, pero el destino les tiene algo preparado, y aunque intenten luchar contra ello no podrán evitarlo.
Al  comenzar  a  leerlo  pensaba  darle  un  7,5  pero  le  fui bajando la  puntuación  por  varios  motivos.  El  primero  y bastante importante la pobre edición que tiene. Estoy harta de  que  la  gente publique  libros  sin  pasarle  un  mísero corrector,  lleno  de  faltas de  ortografía.  No  sé cuántas veces  leí “echo”  del  verbo  hacer, así  tal  cual,  sin  h.  Y  ya cuando vi  su  pretérito  perfecto “a echo”  fue  el  acabose...Por  el  amor  de  Dios.  Esa  preciosidad junto  a   nexos copulativos  e  con  h,  o  tú  cuando  debería  ir  tu, preguntas cuando  eran  afirmaciones,  falta  de  comas,  y  las frases quedando raras... y podría seguir. 
Eso por no decir que la novela se me hizo tremendamente larga debido  a  la  cantidad  de discusiones  fuera  de  tono  y de  lugar, y más  en  una  relación jefe –  empleado.  Y  si Martín era cabezota, terco, y que no daba su brazo a torcer Alexia no se quedaba atrás. A veces creo que la mujer debía  tener  un  trastorno  bipolar,  porque mi  madre...  Los dos son  como  el  perro  del  hortelano,  que  ni comen  ni  dejan comer,   totalmente   exasperantes.   Porque   sí, como   dije antes, Martín  es  cabezona,  terco,  autoritario, controlador, celoso...  Lo alucinante  es  que  ella  lo  acusa  de  eso, y  le gana  por  goleada.  Al  menos  el  pobre  hombre  a  las  tres cuartas partes del libro se da cuenta (después de decírselo cuatro o cinco personas, claro) que está enamorado de ella y “se tranquiliza”,  pasando  a  la  seducción  y  dejando  las discusiones. Pero  Alexia...  a  treinta  páginas  del  final  la estás  llamando pánfila,  tonta  y  unas  cuantas  cosas  más.Terminas   hasta   las   narices   de   tanta   salida   de   tono, metedura   de   gamba,   cabezonería,   inseguridad,   tanto repetirse  que  está enamoradísima  de  él,  pero  no  se  lo puede permitir, ya que claro, cómo  va  él a enamorarse de ella;  tanta  cobardía  demostrada tanto  a  Roberto  como  a Martín  (sobre  todo  a  Roberto),  ser  un completo  avestruz. Y mojigatería a raudales... Incontables las veces que la tía se  muerde  el  labio,  se  sonroja,  se  siente incómoda  por  un piropo o una  frase  cariñosa,  venga  de quien venga.  Y  eso que  no  era  virgen  (no  sé  como  lo consiguió  la mujer)...Los  demás  diciendo  por  activa  y  pasiva diciéndole que Martín  siente  algo  por  ella,  y   erre  que  erre  que no, imposible.   La   de   cantidad   de   malentendidos que   se hubieran ahorrado si en vez de gritarse o salir por piernas se hubieran sentado  a  hablar;  o  si  hubiera  dejado  de  dar cosas   por   sentado    malinterpretando    las    situaciones. Absolutamente cansina.
Y no negaré que tiene momentos casi divertidos... porque el significado  del  verbo  coger  en  Galicia  y  en  Latinoamérica  ya sabemos  que  es  completamente  distinto,  y  que  los gallegos cogemos todo, con lo que la broma está un poco vista.   También   tiene   momentos   emotivos,   como   la reconciliación  de  Martín con  su  padre  o  la  historia  de  la muerte  de  los  padres  de  ella. Pero  el  resto  de  las  cosas tampoco  son  para  tirar  cohetes.  La verdad  es  que  entre tanta discusión y cabreos te  aburres  y no te das cuenta de que   la   acción   temporal   no   es   muy   larga...   un   mes aproximadamente, pero parece mucho más largo.
Respecto a la escena de la cama, ya estás tan aburrida que bostezas, aunque la verdad, mal no está... lo que te la hace larga  es  lo anterior.  Y  reconozco  que  muchas  veces  fui  a ver  cuántas páginas  me  quedaban  para  terminar  o  tuve serias  tentaciones de saltarme  varias  decenas  e  irme  al final. 
Respecto  al  resto  de  los  personajes...  tenemos  tres  hadas madrinas   encarnadas   en   la   peluquera,   maquilladora   y ayudante de vestuario de la telenovela, que convierten a la mosquita  muerta  en  una  sex  symbol,  pero  claro,  ella  sin creérselo;  la  actriz  principal  encantadora  y  amiga  de  sus amigos, echando manos en cuanto puede; el segundo galán en discordia,  los  malos  malísimos,  el  hijo  encantador,  el padre   arrepentido,   la   cocinera   y   la   sirvienta   también maravillosas...
En resumen, un libro al que le sobran faltas de ortografía, páginas, discusiones, tozudeces, orgullos malentendidos, y tal vez le falta algo de chispa pretendiendo ser algo similar a  un  cuento  de  La Cenicienta  (pensé  por  un  momento  en un  Betty  la  fea)...  O como  Alex  dice,  una  Pretty  Woman con secretaria en vez de prostituta. 
P.D. y sin que nadie se ofenda... Cada vez me creo menos las opiniones  de  amazon.  Las  más  sinceras  suelen  ser  las negativas, ya que las otras te quedas pensando si has leído la misma novela.  Vale,  para  gustos  colores.  Aún  estoy pensando  dónde le han  visto  la “comedia  romántica”.


27 may. 2016

Qué leer Junio 2016

Mi Isla. Elísabet Benavent
2 Junio 2016

Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes... Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza... Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado... Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos... hasta que conoce a Alejandro... y la calma da paso a una tormenta de sensaciones... y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.



Después de ti. Jojo Moyes
9 Junio 2106
Lou Clark tiene muchas preguntas:
¿Por qué ha terminado trabajando en el pub irlandés de un aeropuerto donde cada día tiene que ver cómo otras personas se van de viaje a conocer sitios nuevos? ¿Por qué a pesar de que ya lleva meses viviendo en su apartamento aún no se siente en casa? ¿Le perdonará su familia lo que hizo hace año y medio? ¿Y superará alguna vez la despedida del amor de su vida?
Lo único que Lou sabe con certeza es que algo ha de cambiar. Y una noche sucede. Pero ¿y si la desconocida que llama a su puerta tiene incluso más preguntas y ninguna de las respuestas que ella busca?
Si cierra la puerta, la vida continúa, sencilla, organizada, segura.
Si la abre, lo arriesga todo de nuevo. Pero Lou una vez hizo una promesa para seguir adelante. Y si quiere cumplirla tendrá que invitarla a entrar...

Las debutantes. Sarah Mclean
6 Junio 2016
Con solo diecisiete años, lady Alexandra Stafford no posee las cualidades idóneas para ser una joven debutante en el Londres de la Regencia. Alex posee un carácter fuerte, una lengua afilada y no le gusta nada tener que andar probándose vestidos. Por desgracia, su madre lleva demasiado tiempo esperando a que sea lo suficientemente mayor para formar parte de la vida social londinense y no tiene intención de renunciar a su sueño de casarla con un hombre tranquilo, respetable, rico y… seguramente aburrido.
Pero Alex se siente mucho más fascinada por las aventuras que por los romances. Entre pruebas de vestidos, bailes, fiestas y cenas de gala, Alex y sus dos mejores amigas, Ella y Vivi, se ven envueltas en un reto aún mayor. Un misterio rebosante de espionaje, sospechas, suspicacias… y amor. ¡El romance flota en el aire cuando la temporada comienza!

Un seductor sin corazón. Lisa Kleypas
8 Junio 2016
Los Ravenel es una nueva serie histórica integrada por cuatro novelas que se pueden leer también de forma independiente, y de las cuales Un seductor sin corazón es la primera.
Devon Ravenel, el libertino más encantador de Londres, acaba de heredar un condado, pero su nuevo rango social incluye unas cuantas sorpresas. La propiedad heredada carga con numerosas deudas y las tres inocentes hermanas del conde aún ocupan la casa… junto con Kathleen, Lady Trenear, una joven viuda cuyo agudo ingenio y determinación se equiparan a los del propio Devon.
Kathleen sabe que no debe confiar en un bribón como Devon, pero la fuerte atracción que existe entre ambos es innegable… y tras estrecharla entre sus brazos por primera vez Devon jura hacer lo que sea para poseerla. ¿Conseguirá ella evitar entregarle el corazón al hombre más peligroso que jamás ha conocido?


Maldad latente. Sandra Brown
15 Junio 2016
«¿El fin justifica los medios?»
La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.
Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.
Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.





24 may. 2016

El suave susurro de los sueños. Christina Courtenay

Autor: Christina Courtenay 

Publicado por: Libros de Seda 

Año publicación: 2015 

Género: Chick Lit 

Serie: 2º Marcombe Hall  

eBook: 7,95€


Maddie Browne pensaba que había superado la pesadilla recurrente que la atormentó siendo una niña, pero tras la revelación de un secreto familiar sorprendente, esa pesadilla regresa para asustarla de nuevo: el mismo columpio en el mismo jardín, el gigante pelirrojo y los brazos atezados que la atrapan por detrás e intentan llevársela… En un intento por olvidar sus problemas, Maddie viaja a Devon para pasar un tiempo con sus amigos, Kayla y Wes. No obstante, verá claro que el relax no está en su agenda tras el perturbador encuentro con una vidente gitana. Por no hablar del peligrosamente atractivo hermano de Wes, Alex. Y además, está el hecho de que la pesadilla de Maddie parece estarse haciendo realidad...

Me  niego  a  decir  más  de  lo  dicho  de  los  precios  de  los eBook... ¡La madre que los parió! 
Vamos a lo importante, la novela en sí. Tras la  muerte de sus padres,  Maddie  se  encuentra  con  la  desagradable sorpresa  de que  es  adoptada.  Y  si  ya  no  se  llevaba  bien con  su  hermana, ahora  ya  apaga  y  vámonos...  Junto  con ese descubrimiento llegan las pesadillas que la han estado acechando  y  la  punzada  de curiosidad  de  saber  quiénes son sus padres biológicos y por qué la abandonaron. Total, que  entre  unas  cosas  y  otras,  decide  irse a  Devon  para visitar a su amiga Kayla y tratar de descubrir algo que allí está más cerca.
Pero  coincide  con  el hermano  de  Wes,  Alex,  que  después de toda la movida del primer libro ha pasado tres años en la  cárcel  y ha  tenido  tiempo  más  que  suficiente  para recapacitar  y encauzar  su  vida.  Maddie  se  siente  atraída por   Alex,   pero   después   de   pasar   por   un   desengaño amoroso en forma de ex-novio libertino que quería tirarse a su  compañera  de  piso  no puede  fiarse  de  otro  mujeriego por muy bueno que esté.
Lo malo es que no solo se siente abrumada por Alex  y su atracción, lo que la lleva a ser borde hasta la saciedad con él, dándole la errónea impresión de que lo evita por ser un ex presidiario,  sino  que  encima  empieza  a  descubrir  que sus pesadillas  pueden  ser  reales  mientras  poco  a  poco desenreda  la maraña  de  la  historia  de  sus  padres  e  intenta sobrevivir a extraños accidentes que le ocurren. Sin duda, el  viaje  a  Devon  le reportará  más  sorpresas  de  las  que esperaba.
Sinceramente Maddie es de esos  personajes que empiezas teniéndole cariño hasta que ves que se convierten en juez y verdugo de Alex  sin que el pobre le haya dado motivos  y que al menos recapacita en el  segundo anterior a perderlo definitivamente. Porque  anda  que  no  le  manda  al  pobre señales  contradictorias de “sí,  me  gustas,   me  acuesto contigo  pero  a  la  mañana siguiente  como  si  no  hubiera pasado  nada”,  y  que  lo  desprecia por  considerarlo  un mujeriego  a  pesar  de  que  el  pobre  aguanta sus  salidas  de tiesto y de que le salve la vida en más de una ocasión y no ha   flirteado   con   otra  ni   una   sola   vez.   Sinceramente, menuda prota...
Alex  se  redime  en  esta  novela.  Después  de  las  movidas con Caroline  cambia  por  completo  y  le  coges  muchísimo cariño. Se nota  que  ha  aprendido  la  lección  y  que  intenta llevar una vida normal, enamorarse, formar una  familia...Y  Maddie  le  supone un duro  reto  al  que  casi  se  da  por vencido ante la tozudez de ella. 
El  descubrimiento  de  su  verdadera  familia  le  provoca  a Maddie un caos, no solo emocional, sino también el entrar en terreno minado. La meten en cada cotarro de los que se salva  por los  pelos  y  gracias  a  la  mediación  de  Alex.  Y pasa  del  cabreo por  el  abandono  a  enterarse  de  muchas cosas  que  conducen  al perdón  y  la  alegría  de  su  nueva familia.
Y  bueno,  si  en  la  anterior  tenías  la  movida  con  los cuadros,   en   esta   no...   Pobre   Jago   que   aparece   por alusiones de terceros... hasta la última frase de la novela.  Pero nos volvemos a encontrar con Annie, con los hijos de Kayla  y  Wes,  con  Ness, los gitanos...  y  la  odiosa  Ofelia, antigua  hermana  de  Maddie,  que es  para  dar  de  comer aparte. 
Si disfrutasteis de la anterior, no podéis perderos esta, con grandes   momentos   de   dejar   el   corazón   encogidito, momentos de carcajada, de cabreos, de dar capones...


Saga Marcombe Hall: 
2. El suave susurro de los sueños


20 may. 2016

El beso secreto de la oscuridad. Christina Courtenay

Autor: Christina Courtenay 

Publicado por Libros de Seda 

Año publicación: 2015 

Género: Chick Lit, Paranormal 

Serie: 1º Marcombe Hall  

eBook: 7,55€


Kayla Sinclair sabe que se ha metido en un buen lío cuando casi se queda sin un duro por comprar en una subasta el retrato a tamaño natural de un misterioso individuo que vivió en el siglo XIX. 
Jago Kerswell, tabernero y contrabandista, sabe que esos momentos robados con lady Eliza Marcombe entrañan peligro, pero se arriesgará con tal de estar con ella. La maldición de una gitana caerá sobre la pareja y le permitirá, dos siglos después, llegar hasta Kayla. 
¿Conseguirá ella resolver lo sucedido en el pasado? ¿Y lo que se le viene encima?


Lo primero es que como siempre la sinopsis deja  un poco que desear, sobre todo el tema de la maldición, pero en fin. Leedlo  y os enterareis  de  por  qué.  Y  bueno,  que  en realidad  es  un segundo libro,  no  el  primero,  pero  el primero  no  se  ha  traducido  y  no se  nota  absolutamente nada  que  no  es  el  inicio  de  la  saga. Ningún  problema  en ese sentido.
Por  cierto,  cada  inicio  de  capítulo  lo  protagonizan  Jago  y Eliza, y a veces la historia te atrapa más que la de Kayla y Wesley. Estás deseando acabar el capítulo para leer cómo sigue.
En fin, dejo de desbarrar y me voy al grano. Kayla es una chica normal  que  está  a  punto  de  casarse  con  Mike. Hereda unos miles de libras y en contra de la opinión de su prometido  compra un  cuadro  pequeñito...así  como  a tamaño  natural  (contando  que el  chico  mide  como  1,80 pues...  unos  dos  metros  por  metro  y medio).  Esa  compra provoca  la  ruptura  del  compromiso  y menos  mal,  porque el  cabrón  tenía  todas  las  papeletas  de  ser un  maltratador psicológico,   manipulador   y   egocéntrico.   Un   auténtico encanto.
Y    después    de    la    discusión,    con    una    intoxicación alimentaria  encima  gracias  a  unas  ostras  (Mike  diciendo que de eso nada, ya que las suyas estaban perfectas... Eso lo dice todo) Jago le habla a Kayla, dejándola aterrorizada y  convencida  de  que es  una  pesadilla  provocada  por  la fiebre y las vomitonas. Empieza a contarle su historia y le pide  que  encuentre  el  cuadro de  Eliza,  para  permanecer juntos hasta la eternidad.
Kayla,  hecha  una  mierda  por  culpa  de  la  peleona,  la gastroenteritis y el susto de discutir con un cuadro (además  de sentirse  terriblemente  atraída  por  él),  decide  dos cosas:  Dejar su   trabajo,   ya   que   su   ex   es  su   jefe,   e investigar si lo que le ha contado Jago es verdad o no. Con ayuda  de  sus  amigas Maddie  y  Jessie  va  desenredando  la madeja  y  esa  búsqueda del  cuadro  de  Eliza  la  lleva  a Devon, Marcombe Hall y a Wesley. 
La verdad es que el encuentro de Kayla y Wes no trascurre precisamente en las mejores circunstancias. Si a ello le añadimos que el parecido con Jago es más que sorprendente hace  que  Kayla se  sienta  más  que  desconcertada.  No termina   de   sentirse   a gusto   con   ese   hombre   adusto, divorciado  y  con  una encantadora  hija  pequeña,  Nell.  Sin embargo, las circunstancias les obligan a convivir juntos, y las   asperezas   se   van   limando hasta   ir   naciendo   una atracción mutua y algo más. Sin embargo, la relación se ve amenazada  por  la  presencia  Alex  y  Caroline, hermano pequeño y ex-mujer respectivamente de Wes.
Me  ha  gustado  cómo  se  van  entrelazando  las  historias  de amor  de  las  dos  parejas,  la  personalidad  de  Kayla  que  es capaz  de  levantarse  ante  las  adversidades,  sus  graciosos tropiezos,  y  el  darse  cuenta  de  que  algo  no  va  bien  en  su primera  relación.  Los  diálogos  con  Jago  te  sacan  más  de una sonrisa.
Wesley  es  un  hombre  serio  y  trabajador,  marcado  por  un matrimonio  fallido  con  Caroline  y  por  un  hermano  díscolo, con  la  custodia  de  una  hija  a  la  que  adora.  Siente una atracción  inicial  por  Kayla  pero  se  reprime  primero por pensar equivocadamente en la juventud de ella y luego por  sus  reparos en iniciar  una  relación  seria.  Pero  poco  a poco  la  personalidad  de ella  irá  derribando  las  murallas erigidas. 
Como  personajes  secundarios  tenemos  a  Nell,  el  pequeño terremoto  de  la  casa  que  tiene  a  todos  en  la  palma  de  su mano;  Annie,  ama  de  llaves  y  cocinera  que  no  duda  en cantarle las cuarenta a quien se tercie, Maddie y Jessie con unos diálogos  de  carcajada  y  dispuestas  a  darlo  todo  por Kayla y por último Alex y Caroline de los cuales mejor no hablar.

En resumen, una novela que te va enganchando con ambas historias,   con   momentos  delirantes,   divertidos  y   otros tensos, con una historia de amor que se va gestando poco a poco  y  con final  feliz;  y  otra  que  soporta  tremendas dificultades  con  un final  trágico;  personajes  a  los  que terminas  odiando  y  otros adorando  sin  remedio.  Y  sobre todo,  que  no  paras  de  leer hasta  el  final,  aunque  hay  capítulos que te atrapa más la historia de Jago que la otra.

Saga Marcombe Hall: 
1.El beso secreto de la oscuridad 
2.El suave susurro de los sueños


13 may. 2016

Viernes 13. Libros de Terror II.

Desde Octubre 2015 hacía que el Viernes no coincidía en 13, y aquí estoy otra vez para recomendaros una lectura que os haga pasar miedo. 
Antes (hace mucho, mucho tiempo) era una consumidora habitual de novelas de este género, así que tengo unas cuantas en mente. 
Y pensar que ahora no puedo ni ver las portadas... pues soy incapaz de conciliar el sueño por las noches, lo paso verdaderamente mal (lo mismo me pasa con las películas).

Si no os pasa como a mí, aquí tenéis lectura para este Viernes 13...


¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano?
¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso?

Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía, una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez.
Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

* * *

Una última anotación, si no recuerdo mal, (que puede ser y no pienso volver a leerlo para comprobarlo) el final de esta novela me dejó un poco perpleja. Ya me contareis si lo leéis.



10 may. 2016

El Abanico Dorado. Christina Courtenay

Autor: Christina Courtenay 

Publicado por: La factoría de Ideas 

Año publicación: 2015 

Género: Histórica 

Serie: 2º Kumashiro  

eBook: 9,99€


1641: Midori Kumashiro, la hija huérfana de un señor de la guerra, recibe la noticia de que debe abandonar Japón si quiere seguir con vida. No tiene más opción que huir a Inglaterra. Es una experta en las artes de la guerra, pero ¿le bastarán esas habilidades para sobrevivir a la travesía en un barco con una tripulación libidinosa y un atractivo capitán en el que no confía?
El capitán Nico Noordholt ha llegado a Nagasaki para comerciar y lo último que desea es tener que cargar con una pasajera. ¿Cómo va a protegerla de sus hombres si no puede apartar los ojos de ella?
Durante su viaje, Nico y Midori crean un tímido vínculo, sin embargo ambos ocultan secretos capaces de cambiarlo todo. En una Inglaterra al borde de la guerra civil, solo manteniéndose unidos tendrán alguna oportunidad de sobrevivir.

Me gustaría saber qué pasa con los libros editados por una editorial que ya ha cerrado. En algún puñetero lugar deben estar... Pero no ha habido manera de encontrar una edición en papel (el único sitio donde lo encontré fue en la Casa del   Libro,   pero   al   pedirlo   la respuesta   es   que   el distribuidor  no  lo  ha  podido  servir...  No sé  por  qué demonios lo ponen en su catálogo) y en formato digital sólo la encontré en Laie, al baratito precio de casi 10€. Para que después me decepcione la lectura...
En   fin,   cabreos   aparte,   el   libro   es   completamente independiente   del   anterior   (lo   digo   por   si   alguien encuentra éste   y   no   el   anterior,   aunque El   Kimono Escarlata  es  más sencillo  de  encontrar),  han  pasado  casi treinta años y la protagonista es la única hija superviviente de Hannah y  Taro. Midori es obligada a abandonar Japón bajo pena de muerte y su salvación es ir a Inglaterra a casa de los parientes de su madre. Tras un inicio trepidante del libro, con los problemas de Midori, el modo en que conoce a  Nico  y  a  otros  personajes,  el  asunto  se ralentiza  en  el viaje en barco, con algún momento puntual en Batavia, la primera   escala   que   hacen.   Luego,   en   la   llegada a Inglaterra,  hay  veces  que  la  acción  es  lenta  con  ganas  y ninguno  de  los  protagonistas  te  termina  de  atrapar.  Claro que temporalmente  la  acción  dura  varios  años,  pero...Dios... No sé si el fallo es no ser capaz de sacarle más jugo a  un  asunto  que  no da  demasiado  de  sí  o  que  lo  enfocara de  otra  manera,  pero mientras  que  la  primera  novela  te atrapaba,  en  ésta  hay capítulos  que  te  saltarías.  Y  sí,  al final la acción es más trepidante, no lo niego, pero...
Y mientras hay cosas que van a paso tortugueril, otras me da  la sensación  de  que  pasan  muy  rápido.  Hay  ciertas explicaciones que la verdad, se me hacen cortas.
Respecto  a  los  personajes,  Midori  creo  que  podría  haber tenido más juego. Única hija viva de Hannah y Taro tiene muy inculcados  los  valores  del  código  samurái,  aunque  a medida que   pasa   el   tiempo   se   va   adaptando   a   las circunstancias. Me da la sensación que se va perdiendo un poco al querer agradar a su  familia  materna, aunque  en la batalla final resurge  con fuerza. Es duro sentirse dividida, no saber dónde encajar, y ella lo intenta... y su tozudez le puede  a  veces  (por  suerte  y  por desgracia), perdiendo oportunidades con Nico de volver a ser ella misma.
Nico es un hombre hecho a sí mismo. Desheredado por su padre  y echado  de  casa  por  la  familia  de  su  madrastra, consigue enrolarse  como  marinero  y  ascender  hasta  tener su propio navío. Atraído por Midori, es un hombre con el honor  suficiente de respetarla  durante  el  viaje,  aunque  al final,    cuando    se desvelan    los    secretos,    la    caga estrepitosamente. No lo sabe llevar y las meteduras de pata con ella son constantes, aparte de comerse el tarro él solito y marear la perdiz. 
De  los  secundarios,  destacar  a  Temperance.  Es  igual  que Hannah:    Dulce,    encantadora,    soñadora    y    llena    de determinación. Con un padre estricto a más no poder y una tía amargada, gracias a Midori es capaz de sacar su propia personalidad y sus uñas.
Harding  y  Jochem  son  los  marineros  que  se  mantienen junto  a Midori  durante  la  travesía,  pero  no  llegan  ni  de lejos al personaje de Hoji.
A  Jacob  y  Kate  volvemos  a  verlos,  y  aun  te  sientan  peor que en  la  primera  novela,  la  verdad.  Sobre  todo  Kate, dispuesta  a echar  la  culpa  a  los  demás  de  sus  propias acciones.  Jacob  al final  se  redime  algo,  pero  no  es  un personaje que atraiga.
Y  Daniel,  pues  bueno...  estar  está,  pero  me  pasa  casi desapercibido, a pesar de su peso en algunos momentos. En resumen,  historia  bien  ambientada,  pero  que  se  diluye en buenas  intenciones.  Los  personajes  menos  atrayentes que  los del  libro  anterior,  y  momentos  trepidantes  con otros muy lentos. La sensación es que no está mal escrita, pero se podría haber sacado mucho más jugo. 

Saga Kumashiro: 
2.El abanico dorado 
3.The Jade Lioness

3 may. 2016

¿Solo amigos?. Ana Álvarez

Autor: Ana Álvarez 

Publicado por: Ediciones B 

Año publicación: 2015 

Género: New Adult 

EBook: 2,37€


Ha pasado mucho tiempo desde que Susana, hoy convertida en una reconocida abogada de éxito, vio por última vez a Fran, su primer amor y el hombre al que nunca podrá olvidar. Ahora que las circunstancias le instan a reencontrarse con él, la nostalgia del pasado acude sin remedio a su mente.
Hace unos años...   Susana era una tímida y poco agraciada alumna de Derecho obligada a sacar las mejores notas para no perder la beca que le permitía seguir estudiando. Sola y sin amigos, debido a su carácter, era considerada por todos «la empollona de la clase». Su vida cambia drásticamente cuando en su segundo año de carrera tiene que realizar un trabajo con Fran, un guapo y rico compañero de estudios por el que siempre se había sentido atraída y quien ni siquiera se había fijado en ella jamás.

Hay  varias  cosas  que  decir  de  esta  novela.  La  primera  es que es una novela de unas 400 páginas, que comienza con Susana que debe volver a Sevilla y hacer una entrega en el bufete Figueroa cuando empieza a recordar por el segundo capítulo (aproximadamente   por   la   página   18)   y   no volvemos  hasta el  presente  hasta  la  página  354.  Vamos, que para eso, casi la ambientas en el pasado y el capítulo 1º lo conviertes en el 34º. Quedaba mejor. 
Lo segundo a destacar es que no hay una historia de amor, sino dos (ni la Maika ni la de Merche cuentan), y hay ratos en los que me atrae  más la historia de Raúl e Inma que la de Susana y Fran. Y eso que tanto a Susanita como a Inma las  acogotarías  vivas  a  ratos, más  a  la  segunda  que  casi pierde  al  amor  de  su  vida  por  su tozudez  y  orgullo.  Se queda a un tris.
Y  vamos  al  grano.  Susana  es  una  brillante  estudiante,  tímida, insegura  y  tremendamente  desconfiada.  Todo  el mundo la evita, hasta que se ve obligada a hacer un trabajo en  grupo,  y  Fran  la invita  a  unirse  al  suyo.  Ahí  empiezan una serie de malentendidos al pensar él que se siente atraída por su amigo Raúl, y ella no corregirlo. Y junto con los “Le  quiero,  pero  no  me haría caso;  solo  quiero  que  sea amigo  mío”, “Si  se  entera  de  lo  que siento  por  él,  lo perderé”, y un largo etcétera que llega a resultarte cansino, las  mentiras  para  que  siga  creyendo  lo que no  es,  Fran se va  enamorando  de  la  tímida  e  introvertida  empollona. Todos que sabes perfectamente de que va el cotarro menos los implicados, claro.  Meses  de  marear  la  perdiz  y  capítulos  que   hacen   que   la  cosa   se   alargue...   hasta   que sinceramente,  terminé  de Susanita  hasta  las  narices.  Y cuando  al  fin  se  enteran  de  lo que  sienten  (casi  en  el  último  minuto,  porque  a  Fran  le  daba algo)  y  empiezan  la relación, hay momentos en que la seguridad de ella resulta insufrible.  Siempre  pensando  lo  peor  sin  darle  al pobre casi la oportunidad de explicarse (lo sucedido en su primer verano,  o  con  los  tejemanejes  de  su  madre)...  claro  que menos mal que cuando se ve que el tema “Susanita” no da para más, empezamos con el tema “Inma”.
Y es que lo de Inma también tiene mucha tela que cortar. Raúl  es el  típico  libertino  de  Regencia,  pero  trasladado  a estudiante   de Derecho   de   finales   del   siglo   XX.   Básicamente su preocupación es divertirse y pasárselo bien...e  intentar  meter  a Inma  en  su  cama,  a  pasar  de  los desplantes,  bordeces  y groserías  que  ella  le  dedica.  Y  es que  al  contrario que  las damitas  inglesas,  aunque  le  gusta mucho Raúl, no está dispuesta a ser una muesca más en su cabecero,  a  pesar  de  la  manera  en que  él  cambia  al  darse cuenta  de  que  realmente  se  ha enamorado  de  ella.  Creo que personalmente ambos protagonizan los momentos más conmovedores  de  la  novela:  La  confesión  de Raúl,  el alegato  de  defensa  en  la  clase,  y  el  momento  en  que ella casi  lo  pierde  por  su  increíble  tozudez.  Y  las  confesiones de  ella  también  son  tremendas.  Y  es  que  la  verdad,  tanta autocompasión de Susanita de que nunca ha tenido amigos y   bla   bla   bla,   llegan   a   hartarte.   Inma   es   de   esas protagonistas borriquitas de “ni contigo ni sin ti”, no sabe realmente  lo  que quiere,  decir  una  cosa  mientras  desea otra,  hasta  que  como  ya dije  antes  está  a  un  pelo  de perderlo. 
Y  mientras  la  relación  Inma-Raúl  es  un  maremoto  de intensidad  7,  Susana-Fran  es  una  relación  relativamente tranquila,  con  las  eternas  dudas  de  ella,  los  arranques  de genio de él y la intromisión de los padres de Fran. Merche es  la  gran aliada  de  la  pareja,  aunque  la  verdad,  tantos  años  de  relación y  que  no  puedan  reconocerla  ante  sus progenitores no deja de ser triste.
Porque ya que hablamos de ellas, vamos con ellos. Raúl es el que pega un cambio espectacular a lo largo de la novela, está   a   punto de   pagar   un   precio   altísimo   por   su comportamiento.  Y  Fran es  el  típico  chico  bueno,  dulce que aunque se cabrea con sus padres, sólo al final es capaz de enfrentarse a ellos cara a cara. ¿Quién da la talla de los dos?  Sin  duda  alguna  es  Raúl,  ya  que te  da  la  sensación que  la  otra  pareja  se  deja  llevar  por  las circunstancias. Fran  en  su  momento  podría  haber  hecho muchas más cosas  en  vez  de  conformarse  y  perder  al  amor  de  su  vida pensando que era lo  mejor. O  mejor dicho, haber luchado en otra dirección.
En resumen, una novela en la que los protagonistas son jóvenes más  o  menos  normales,  pero  que  a  ratos,  se  me  ha hecho larga, con una relación amorosa secundaria que a mí me  atrapó más  que  la  principal,  y  con  una  estructura  que yo  cambiaría... un  flashback  que  ocupa  el  85%  de  la novela no me parece muy lógico, XD.