26 abr. 2016

El Kimono Escarlata. Christina Courtenay

Autor: Christina Courtenay 

Editor: La factoría de Ideas 

Año publicación: 2014 

Género: Histórica 

Serie: 1º Kumashiro  

eBook: 9,49€



Inglaterra, 1611. Hannah Marston envidia la vida aventurera de su hermano, así que se embarca como polizona en el barco de este. Al llegar a Japón, todo su sufrimiento se ve recompensado, pero entonces es raptada por los guerreros de Taro Kumashiro. En el remoto norte del país, Kumashiro aguarda para ver a la joven sobre la que un vidente lo ha prevenido. Cuando se conocen, hay un choque de culturas y de voluntades, pero además ellos luchan contra la atracción inmediata que sienten el uno por el otro. Con su hermano buscándola y una celosa rival desesperada por matarla, Hannah se enfrenta a la mayor aventura de su vida. Y Kumashiro tendrá que elegir entre el amor y el honor…
Un par de cosillas antes de ponerme con la reseña en sí: La primera es  que  me  parece  un  atraco  a  mano  armada  el precio  de  estos libros,  tanto  en  papel  como  en  formato digital  (20,95€  y  9,49€ respectivamente  por  un  libro  de apenas   300   páginas).   La   Factoría   de   Ideas   no   se caracterizaba   por   ser   asequible,   aunque   luego   te   los encuentras  de  liquidación  por  5,95  como pasó  con  cierta saga  de  highlanders.  Y  sinceramente,  no  me extraña  que hubieran  cerrado.  Eso  sí,  la  traducción  me  ha parecido impecable. 
Otra  cosa  es  la  sinopsis  del  libro,  que  como  pasa  muchas veces no se adapta exactamente a lo que se narra... En fin, cosas que pasan.
Y  ahora  vamos  al  asuntillo  en  sí.  Al  igual  que  Diana Gabaldon, he descubierto una maravillosa autora capaz de atrapar con  su  gran  narración,  fantástica  ambientación  y personajes a un lector ávido de aventuras y de un romance espectacular. Es cierto que la historia transcurre en el Japón  feudal  de  inicios  del siglo  XVII  y  no  es  un  lugar  muy elegido por los escritores de este género, pero la autora se conoce  bien  el  tema.  No  llega  a profundizar  la  cultura japonesa  tanto  como  Shogun,  de  James Clavell,  pero tampoco los tiros van por ahí. 
Hannah  Marston  es  la  joven  hija  (diecisiete  años)  de  un comerciante ingles a la que su familia ignora y no tiene ni voz  ni  voto  en  su  vida.  Obligada  a  casarse  con  alguien  a quien  detesta  y  enamorada  de  un  amante  (Rydon)  de  su hermana  mayor,  decide  meterse  de  polizón (y  disfrazada de  chico)  en  uno  de  los  barcos  que  su  padre  manda  de expedición  a  Japón  convencida  de  que  su  hermano  le echará una mano. Pero se equivoca de barco y termina en el que capitanea Rydon, el cual nada más descubrirla y sin dejarle  explicarse,  la  amenaza  con  darle  una  paliza  y 
tirarla  al  mar.  Lo  de  la  tanda  de  latigazos  lo  cumple  a rajatabla, castigándola además a trabajar en la cocina junto a  Hoji-san  y  sin  pagarle  nada  durante  los  dos  años  que dura  el  viaje.  Es  Hoji,  un  ronin  (o  samurái  sin  señor)  al servicio  de  Rydon, quien  durante  todo  ese  tiempo  la protege,  cuida,  la  obliga  a asearse  todos  los  días  (la higiene inglesa dejaba bastante que desear, por mucho que en la literatura romántica nos digan lo contrario) y le enseña  su  idioma  y  cultura  haciendo  de  padre  y mentor  de Hannah.   Y   ella   se   da   cuenta   durante   el   viaje   de   la verdadera   personalidad   tanto   de   Rydon   como   de   su hermano, evitándolos durante todo el viaje. 
Y mientras Hannah va creciendo y madurando en ese viaje infernal, Kumashiro  Taro  sabe  de  su  venida  gracias  a  su antiguo mentor y prepara  medidas para su llegada aunque está inmerso en su propia boda que no resulta ser como  él deseaba.
Pero la rueda del destino va girando para que sus vidas se crucen...
Respecto a los personajes, de Taro hay poco que explicar. Es un daimio (un señor feudal) poderoso, pero justo y ecuánime.  Tiene un  lado  autoritario, acostumbrado  a  que  todo el  mundo  cumpla su  voluntad  sin  tardanza,  pero  también otro  increíblemente tierno,  como  le  va  demostrando  a Hannah  en  ciertos momentos haciendo  que  se  derrita  y enamore  sin  remedio.  Valiente  y generoso,  acostumbrado a tomarse las cosas tal como vienen y tomando cartas en el asunto  cuando  es  necesario,  además  de tener  un  gran sentido  del  humor  (dentro  de  lo  que  cabe)  y   mucha paciencia. Yo quiero uno para reyes, XD.
Hannah  es  la  gran  protagonista  de  la  novela.  Al  inicio  es una chica  inmadura  e  insegura  de  sí  misma.  Sabe  que  en su familia  no  la  quieren  y  que  la  casarán  con  alguien  a 
quien   odia   solo   para   quitársela   de   encima.   Pero   sin embargo   demuestra   mucha   valentía   (e   insensatez)   al disfrazarse  de  chico  y  meterse  como  polizón  en  un  barco con la  ingenua  idea  de  que  su  hermano  la  ayudará.  La realidad  se impone  a  golpes  de  latigazos  y  madurará gracias a la ayuda de Hoji-san primero  y la de Taro-sama después.   Con   ellos   aprenderá   muchas   cosas   sobre   el mundo  y  sobre  sí  misma, a canalizar  sus  impulsos,  a perseverar   y   sobre   todo,   asumir   las   consecuencias   y hacerse cargo de una situación peligrosa sin histerismos. 
De  Rydon...  terminas  odiándolo.  Al  principio  encantador luego se  transforma  en  un  cabrón  insensible,  intolerante, pretencioso...  No  nos  engañemos,  como  casi  todos  los comerciantes que iban a otro país antiguamente.  
Jacob  se  termina  comportando  como  el  hermano  mayor mandón  que  no  escucha  y  que  obliga  a  que  se  cumpla  su voluntad aunque sea un error monumental. Aunque quiera a Hannah,  termina  metiendo  la  pata  hasta  el  fondo.  Sí, muy en su papel pero... que ganas de darle una colleja. 
Hoji es otro personaje de los que te enamoras sin remedio, como Yanagihara-san.  Su  mentalidad  es  la  misma  que  la de Taro, ambos como buenos samuráis, se toman las cosas tal  como vienen. Cobija  bajo  su  ala  a  Hannah,  tratándola como a una hija y demostrándole cariño hasta el final.
Y de Reiko, mejor no hablar...En  definitiva,  una  preciosa  historia de  amor,  grandes aventuras  y  desengaños,  sacrificios  por  el deber,  el  valor de  la  amistad  y  de  la  lealtad...  Una  delicatesen muy  mal tratada. Si tenéis Kindle Unlimited, pillárosla sin falta. Un último detalle. Si bien es cierto que hay  momentos en que  te quedas  con  cara  de “quién  hizo  esto”,  como  dirían Taro y Yanagihara, sin pruebas no se puede hacer nada, y es  mejor esperar al  momento  oportuno.  No  había  un  CSI Tokio, sino a alguien se le iba a caer el pelo...


Saga Kumashiro: 
  1. El kimono escarlata 
  2. El abanico dorado


5 comentarios:

  1. No conocía el libro pero después de tu reseña lo pongo en el ojo de mira por si me lo encuentro. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Esta novela me encantó (soy Sheyla), primero la leí en ebook y luego tuve la suerte de encontrarla en una tienda de segunda mano en Ourense a 5 euros, así que no dudé en comprarlo. Me encantó cómo ambientó Japón, ver sus costumbres, cómo el amor se cuece lentamente y sobre todo la fuerza de la protagonista femenina y el amor y orgullo del protagonista masculino.
    Muy buena reseña. Besos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Sheyla. Yo he comprado el segundo en la casa del libro, a ver si lo consigo... Ganas le tengo. Bicos.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Si ya tenía muchas ganas de leer a esta autora, tras tu reseña me has puesto la miel en la boca.
    NO hay tiempo para leer todo lo que quiero!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Anotado queda que me ha picado la curiosidad.
    Gracias!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".