23 feb. 2016

Corazones de acero. María José Tirado

Autor: María José Tirado 

Publicado por Titania 

Año publicación: 2016 

Género: Contemporánea 

ISBN: 978-84-163-2709-6



Julia Romero es enfermera del equipo de urgencias del 061 de Sevilla. Su vida transcurre entre el trabajo y su relación secreta con Rubén, el mejor amigo de su hermano y médico de su equipo, relación que este no parece dispuesto a formalizar.
Austin Parker, miembro del equipo alfa del Team Six de los Seals, acaba de regresar de Afganistán. Su vida y la de Julia se cruzan tras ser apuñalado en la calle. Se trata de un hombre joven, corpulento, con una poblada barba rubia y unos espectaculares ojos azules. Un hombre cuyo torso y alma están marcados por profundas cicatrices.
Desde ese encuentro, Julia no podrá dejar de pensar en el americano. Pero Austin se prohibirá a sí mismo sentir algo por la joven enfermera. Está a punto de enfrentarse a la misión más importante de su vida y, por nada del mundo, quiere ponerla a ella en peligro.
Los DiHe son la más peligrosa organización criminal de toda Europa. Son salvajes, despiadados, se financian con la prostitución y el tráfico de seres humanos, y Julia está a punto de caer en sus redes, sin imaginar las consecuencias.

Conocí  a  esta  autora  gracias  a  sus  maravillosas  novelas Mangaka.  Lágrimas  en  la  arenay Perderme  en  ti  que dejaron  el listón  muy  alto  (El  diario  de  Kat  aún  no  lo  he leído)...  Tanto que  en  mi  opinión  esta  novela  no  llega  a alcanzarlo. Y no es porque no sea entretenida... pero no sé,  hay  ciertos  momentos  en que  me  falta  algo,  ciertos instantes que me desconciertan, y otras veces me pregunto “qué ha pasado con...” para que me lo expliquen bastantes páginas  después.  Tal  vez  lo  que sucede  es  que  le  ha dado mucha más importancia a la historia romántica de Austin y Julia  y  deja  la  trama  secundaria  de  los  DiHe  a  un  lado cuando  hay  momentos  en  que  esa  parte,  con  toda  lo  dura que es y con la valentía que Julia demuestra, te atrapa más que el fin de semana de la boda de la prima-arpía. 
La  novela  arranca  de  forma  suave,  como  una  ligera  brisa en la que  nos  enteramos  de  la  desastrosa  relación  entre Julia y Rubén,  y  cómo  Austin  irrumpe  en  su  vida  de  una forma un tanto abrupta y sin avisar, pero que poco a poco esa  relación  se  va afianzando  en  los  corazones  de  los protagonistas. Y así, esta brisa desemboca en un tremendo huracán provocado entre otras cosas por el carácter dulce, inocente, ingenuo, noble y generoso de Julia que junto con el  tópico  manido  de “Es  mejor  que  te  alejes de  mí  para estar  a  salvo”  de  todo  SEAL,  militar,  policía, detective  o caballero andante que se precie provoca que la dulce pero entrometida  damisela  de  turno  se  meta  en  un  fregado  de tres  pares  de  narices  del  que  el  pobre  caballero  de  la blanca armadura  tiene  que  meterse  para  poder  salvarla. Porque   para que  nos  vamos  a   engañar,   si  Austin   (o muchos  otros)  no hubiera  cometido  ese  error  de  bulto, Julia no se encontraría donde se llega a encontrar. 
Y  después  de  la  tempestad  llega  una  relativa  calma  que precede  a  otra  mini  tormenta  casi  tan  adicta  como  la primera y en la que Julia vuelve a demostrar que los tiene bien puestos, para alcanzar la tranquilidad total.
Sin  duda,  la  protagonista  absoluta  de  la  novela  es  Julia, que se nos presenta como una chica acomodada en su zona de confort de su relación con Rubén, pero que se da cuenta de  que  la  cosa  no tiene  pinta  de  llegar  a  buen  puerto  a menos  que  tome  cartas en  el  asunto.  Por  suerte  aparece Austin en su vida para zarandearla un poco y darse cuenta de  lo  que  se  está  perdiendo. Y  a  pesar  de  los  intentos  de Austin por alejarla, éste no se libra de sus reproches ni de sus  broncas  de  Pepito  Grillo,  pero  que  le hacen  tener  los pies  en  la  tierra  y  plantearse  las  cosas  de  otra manera.  Su historia  de  amor  es  preciosa,  y  cala  tan  profundo en  el SEAL  que  él  removerá  cielo  y  tierra  para  encontrar  a  la mujer  de  su  vida  y  rescatarla  entrando  en  el  sitio  en cuestión como     un     elefante     en     una     cacharrería. Literalmente,   y caiga   quien   caiga.   Aunque   quizá   en cuestiones de salvar al ser amado no sea  él quien tenga la última palabra...
Como comenté antes la novela tiene momentos delirantes: la absurda   boda   y   como   Julia   los   pone   firmes,   las conversaciones con Candi (Candela, la hija de Austin) que nos hacen reír con las ocurrencias de una niña de seis años (momentos   hospital   entre   los   tres,   impagables);   pero también momentos tremendamente duros, como la historia de  Farah  y  la  de  Sophie, junto  a otros  igualmente  tiernos, como  el  comportamiento  de Candi  en  esas  situaciones.  Y sobre  todo  Julia,  capaz  de sobreponerse  a  todo  y  a  todos, con sus ganas de ayudar y proteger a Farah después de su violación,  las  broncas  que  le echa a  Demyan,  la  lucha interna   ante   su   propia   situación,   y   el tratar   de   no derrumbarse  a  pesar  de  lo  aterrorizada  que  llega a  estar. Como  un  junco,  podrá  doblarse  frente  al  fuerte  viento, pero no se romperá y cuando pase, se volverá a levantar. Y si  hay que  cantarle  las  cuarenta  a  alguien,  lo  hará  sin problemas. 
Austin es el brillante e imperfecto caballero andante... y al que desbaratan  su  forma  de  pensar  y  de  vivir,  tomando decisiones que  ni  loco  tomaría  antes.  Cabezota,  toma decisiones unilaterales  cuyas  consecuencias   son imprevisibles,    pero que afortunadamente    consigue enderezar... por su propio bien y el de los suyos.
Y   no   me   olvido   de   comentar   la   historia   de   amor secundaria  entre  Berta  y  Hugo,  mejor  amiga  y  hermano respectivamente  de  la  protagonista,  que  también  tienen mucho que decir, una por su entrega  y decir las cosas por su nombre aunque también mete la patita con Hugo... y el otro  por  su sobreprotección  con  su  hermana  pequeña  y  el caer rendido a los pies de Berta de manera sorpresiva (con la  ayuda  sutil  de Julia...). También  hay  que  hablar  de Rubén,  que  por  imbécil  y  ser perro  del  hortelano,  perderá de  forma  irremediable  a  la  que podría  haber  sido  el  amor de  su  vida.  Sí,  cae  de  la  burra demasiado  tarde  y  se enmienda con su acciones.
Caso  aparte  es  el  de  Demyan,  que  no  voy  a  desvelar,  ya que  telita...  Y  luego  me  quejo  de  mi  trabajo,  los  hay peores... Me gustaría un libro con su historia. Por  último  un  par  de  cosas  que  me  han  desconcertado  en el  libro.  La  primera,  que  se  refieran  a  Demyan  por  su nacionalidad  cuando  en  ningún  momento  se  ha  dicho antes, ni se sospechaba. Que te suelten “El italiano...” sin venir  a  cuento  te  descoloca.  Otra  es  que  Irina  se  cabree con   Julia   ya   que   llora   cuando   está   haciéndole   un culilingus... Pues no sé qué esperaba, sinceramente, con lo que le ha hecho pasar a Julia, y que le haya dicho que o se entregaba voluntariamente a ella o mandaba a sus hombres que la violasen en grupo, no es para que la pobre chica se excite precisamente... Y hay que reconocer que tanto Julia como   Candi   han   tenido   muchísima   suerte.   Me   estoy acordando  de   la  novela  de   Kelly   Dreams Noches  de Sherahar  (muy  recomendable)  que tiene  también  otra historia  secundaria  de  trata  de  blancas mucho  más  dura que ésta. Y finalmente, a Demyan medio lo ves venir...A mí  no  me  sorprendió,  como  no  me  sorprendieron otras cosas.
En  resumen,  el  libro  no  está  mal,  es  una  descarga  de emociones tanto positivas como negativas (lo que le harías a  los hermanos  Sokolov,  a  Borko  o  a  Besnik...)  pero  que no llega al nivel de sus dos primeras novelas. 

9 comentarios:

  1. Hola, yo de esta autora leí Mangaka y aunque me gustó creo que para mí le faltaba algo. Este título tiene una portada preciosa, pero por la sinopsis no sé si es una temática que me vaya a gustar, así que de momento no lo leeré.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tematica como comentas debe ocupar el 30% del libro, y lo duro que es el asunto, es bastante suave... no dejes que te influya.

      Eliminar
  2. Hola! Esta autora estoy deseando leerla (soy Sheyla), Mangaka me gustó muchísimo, y esta nueva novela me ha llamado la atención tanto la portada como la sinopsis, y tras tu reseña la quiero leer ya jajajaja. Besos Muy buena reseña!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sheila. Disfruta de la novela

      Eliminar
    2. Muchas gracias Sheila. Disfruta de la novela

      Eliminar
  3. Que no conoces el diario de Kat?Ya estas tardando en leerlo jajajajajajjaja
    Conoci a esta escritora con su obra Mangaka,q me enamoro, perderme en ti, ya no tanto…pero estuvo bien…este,que es finalista del premio Titania, que por su sinopsis,por su booktrailer, por oir y ver en vivo y en directo hablar a la autora de él,y pq lo tengo,es una lectura”obligada” por mi…por eso si,solo me lei el principio y final de tu opinión Aurora
    Besitosss

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Me paseo pero sin leer mucho, que lo tengo en próximas lecturas.
    Me quedo con tu nota, a pesar de que no haya llegado a lo que esperabas
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola Aurora,
    Paso de puntillas por la reseña porque lo tengo ya esperando a poder leerlo y no quiero saber mucho. Lo que he leído de María José Tirado me gustó mucho, así que espero que este también.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendiente este libro asi que estoy ansiosa paor llegar a el. A ver que pasa. Gracias por tu reseña. Como siemrpe muy buena .

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".