12 abr. 2013

Pídeme lo que quieras. Megan Maxwell



AUTOR: MEGAN MAXWELL

ESENCIA

AÑO PUBLICACIÓN: 2012

ERÓTICO

SERIE: 1º Pídeme lo que quieras

ISBN: 978-84-08-03451-3


Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.
Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.
Opinión personal:
La lectura narrada en primera persona, con el indiscutible toque desenfadado que Megan Maxwell imprime en sus escritos, me sumergió de lleno en una trama erótica fascinante. Jamas había leído nada parecido y disfruté de una novela en la que el morbo, es la baza principal del erotismo. Puedes entender o no, el carácter liberal con el que los protagonistas, Eric y Jud, viven su sexualidad, pero lo que no puedes negar es el amor que surge entre ellos según avanzas en la lectura.
Eric, "Iceman" fue el personaje que más me descolocó y no solo por sus bruscos cambios de humor. Me costó mucho entender esa relación a nivel sexual tan abierta y liberal, al tiempo que celosa y posesiva, por momentos me dio la sensación de que Eric jugaba con una baraja con las cartas marcadas, pero no, según te adentras en la historia, las piezas empiezan a encajar y comprendí  las reglas de sus juegos. 
Judith con su personalidad alegre, sus manías y locuras, hace que desde la primera página simpatice con ella, aunque le pondría un pero, su punto débil, Eric, que con un beso robado ya la lleva a su terreno y hace que olvide todo su enfado. A pesar de esa debilidad, Jud para mí es la protagonista indiscutible y cuando saca su  vena endiablada, poniendo a todos a su sitio, yo solo puedo aplaudir ante su coraje.
Hubo un personaje que me resultó cansino, Raquel, la hermana de Judith, son como el día y la noche, cada vez que aparecía yo resoplaba, me cuesta aceptar los comportamientos egoístas y Raquel solo piensa en ella misma. 
El voltaje erótico de este libro es tal, que me siento incapaz de trasmitir todo lo que disfrute de la lectura, con cada nuevo juego entre Eric y Jud, avanzas, subes de nivel,  una montaña rusa de altibajos emocionales con los que disfruté al máximo de una historia que apenas me dejo dormir, pues era incapaz de cerrar el libro. 
Si os gusta el género erótico, no dejéis pasar esta lectura.

Valoración 9/10
Image and video hosting by TinyPic

Títulos de esta saga:

  1. Pídeme lo que quieras.
  2. Pídeme lo que quieras, ahora y siempre.
  3. Pídeme lo que quieras o déjame.

12 comentarios:

  1. Hola guapa!!
    Cuánto me alegro que te haya gustado el libro. A mí no me gustó del todo por el género y la temática que trata pero como es de mi Megan me lo leí como un papagayo jeje
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Que alegría saber que te gustó tanto y lo disfrutaste mas. Gracias por la estupenda reseña y mil besazos

    ResponderEliminar
  3. Me encantó la reseña amore! Y más ir comentandola contigo mientras la leías!

    Anna.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta nena la reseña!
    De acuerdo en todo contigo jajaja aunque Raquel dices vaya tela de hermana, tambiñen da su puntillo a la historia.
    Eric descoloca a cualquiera y te hace ser bipolar en el libro, ahora lo quieres ahora lo odias. Me encantó ese juego que ha intriducido Megan

    ResponderEliminar
  5. Como siempre no puedo mas q coincidir con tu opinión. Creo q lo mejor d la historia es q es divertida cn ese modo desenfadado q imprime Megan.
    Me encanta ir comentando contigo los capítulos y cn el resto d las chicas. Me lo estoy pasando bomba.
    Judith un oooleeeee. Eric mmmm aun no se si matarlo o comérmelo con sus cambios d humor. La hermana... reconozco q a veces me pone mala con sus "apodos" y su forma d hablar, El resto d personajes me gustan, hasta las "malas tienen su punto.

    Bicos guapa!

    ResponderEliminar
  6. Jamiaaaaaa ¡¡es que Eric es irresistible!! jajajajaja Me lo comía tó enterito oye :P M ha encantado la reseña y saber tu opinión cielo :D

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Ainsss Niusa y cuando llegues al segundo.....es q Eric es muuuuchooo Eric!! ja,ja,ja,ja,

    Besitos y buen fin de semana niña

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola guapetonaaaa!! ^_^
    Madre mía si este ya te ha gustado y no te ha dejado dormir cuando te pongas con el segundo libro ya verás!! La que te espera!! jajajaja Como dice Marilì, Eric es mucho Eric pero Judith no se quedará corta...*o*
    Me ha gustado mucho tu reseña y estoy de acuerdo en lo que dices sobre Raquel que es un poco cansina la pobre pero se le coge cariño!jajaja
    Un besazo y que tengas un buen fin de semana!! :)

    ResponderEliminar
  10. jajaja que buena reseña, sí es verdad Raquel es una plasta. Y Eric es mucho Eric... en fin ya lo posteo en el Club. Besitos y espero verte en una proxima lectura del club.

    ResponderEliminar
  11. Lo siento, yo paso de esta novela. No me convenció su trama.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, esta madrugada lo acabé... Con decir que lo compré el domingo por la tarde y el lunes ya lo había terminado, lo digo todo. Coñincido en lo que comentas Niusa, aunque la verdad, cuando Jud saca su vena diabólica también se pasa un pelín... El otro pasandose con los cambios de humor, pero cuando consigue recapacitar (tarde como siempre) y pide perdón le dan con la puerta en las narices. No quiero decir que no se lo merezca, pero creo que a veces se pasa ella más con sus reacciones que él. Menudo par de cabezotas. También reconozco que Raquel se hace cansina... Y que me sobresaturé un poco con tanta escena de sexo, XD. Eso sí, corriendo con el segundo a ver cómo se consiguen reconciliar (que para eso, se vaya haciendo Eric con un ariete para derribar puertas, porque la verdad... Y del de verdad, que el metafórico ya lo tiene)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar siempre desde el respeto, pero recuerda, "todo comentario que haga alusión a la piratería será eliminado".