14 jun. 2016

Hasta siempre, mi amor. Jojo Moyes


Autor: Jojo Moyes 

Publicado por: ArrobaBooks 

Año publicación: 2013 

Género: Romántica 

EBook: 7,59€


Una última carta es la que no esperas recibir nunca de la persona que quieres. Ellie Haworth ya está harta de esperar como una tonta a que John dé señales de vida o cuente con ella para sus planes, y de que, cuando finalmente se digna a hacerlo, se limite a un escueto SMS, un breve mensaje de correo o un simple «Nos vemos. X». Cierto que desde el principio fue consciente de dónde se estaba metiendo al liarse con un hombre casado, pero la sensación de estar siempre a la espera resulta cada vez peor. Un día, a raíz de un encargo de su redactora jefa del Nation, Ellie tropieza entre los archivos del periódico con un tesoro inesperado: unas cartas de 1960 en las que un hombre relata su amor imposible a su amante, una tal Jennifer. Al leer frases como “Quiero que sepas que en algún lugar de este mundo hay un hombre que te ama” o «Tú me haces querer convertirme en una versión mejor de mí mismo», los ojos se le anegan de lágrimas, pues intuye que jamás nadie le dirigirá a ella palabras de amor verdadero como aquéllas.Tales cartas permitirán a Ellie retroceder cuarenta años en el tiempo y adentrarse en una relación de adulterio, pasión y pérdida: ella, Jennifer, una mujer casada sometida al yugo de un marido que no la valora; él, B., el hombre que despertó en ella una pasión que creía perdida… y luego el grave accidente, que truncó la promesa de una vida feliz. Convertida ahora en un personaje más de aquella historia, Ellie Haworth sabe que está ante su última oportunidad de enderezar el rumbo de su propia vida.
Es la primera vez que leo a esta autora, y la verdad es que no   tuve curiosidad   hasta   que   Niusa   la   puso   como recomendación para  Junio.  Y  entre  sus  libros  elegí  éste, que no me ha decepcionado para nada y que la ha aupado a  un  puesto  de “Autora  a  tener  en  cuenta”.  Con  deciros que  empecé  a  leer  la historia  de  Jenny  y  Anthony/Boot  y hasta las siete de la mañana no pude parar...
Una  de  las  cosas  que  me  llamaron  la  atención  es  que ambas historias  de  amor  (la  de  Jenny  y  la  de  Ellie)  son adulteras. En el primer caso, Jenny es la mujer casada que lucha  contra  todas sus  fuerzas  contra  la  atracción  que siente  hacia  Anthony,  a pesas  de  estar  inmersa  en un matrimonio del cual no es más que un mero florero, y que su  marido  la  trata  rallando  el  maltrato psicológico  y  en  la segunda  Ellie  es  la “otra”,  aunque  esta historia  palidece frente a la principal.
Y  sinceramente,  prepara  pañuelos  ya  que  la  historia  entre Jenny y Boot es de coger pañuelos, llena de oportunidades perdidas,  de  retroceder  en  el  momento  inoportuno,  de dolor por el otro, y de cómo tu entorno te jode la vida (con perdón) aunque crean que lo hacen con la mejor intención del  mundo,  ya  que  hay un  momento  que  si  alguien  no hubiera hecho lo que hizo, les hubiera ahorrado 40 años de sufrimiento.
Pero vamos al asuntillo. La novela comprende un prólogo y  está dividida  en  tres  partes.  Te  sorprende  un  prólogo ambientado  en el  presente  (bueno,  en  el  2003)  y  que  te zambullan de repente en 1960. La primera y segunda parte es  la  historia  de  Jennifer, primero  en  1960  y  luego  en 1964,  y  la  tercera  ya  tiene  más momentos  en  el  presente, con   flashback   en   el   pasado   y   como   una   historia   va influyendo en la otra. En la primera parte hay un punto crítico, por decirlo de alguna manera, que es un accidente de tráfico  que  tiene  ella  y  del  que  sobrevive  a  duras penas, teniendo como secuela del mismo una amnesia que le hace replantearse quien es ella en realidad y su matrimonio. Te desconcierta  un  poco  ya  que  están  mezcladas  la  parte anterior del  accidente  y  la  posterior,  con  la  historia  de amor  con  Boot (como  va  naciendo  y  haciéndose  más fuerte) y el descubrimiento de unas cartas de amor que con la  amnesia encima, no  sabe  quién  se  las  ha  mandado  y desea   descubrirlo   con   todas   sus   fuerzas,   ya   que   su matrimonio  no  es  todo  lo idílico  que  pretenden  hacerle creer  y  desea  encontrar  al  autor de  esos  maravillosos escritos.  Mientras,  su  marido  la  ignora, sus  relaciones  íntimas son un auténtico desastre, y se siente perdida en su propia casa. Y cuando consigue encontrar más o menos el norte,  empiezan  a  poner  piedras  en  su  camino, haciendo que su vida conyugal sea aún peor. Te vas enterando de las mentiras  creadas,  de  las  decisiones  tomadas  demasiado tarde,  de  las  víctimas  colaterales...  Y  si  en  la  primera parte  se te  queda  el  corazón  encogidito,  en  la  segunda  ya gritas “esto no  es  justo”y “no  puede  acabar  así...”. Tranquilos,  se  irá resolviendo  en  la  tercera,  teniéndote  en vilo  hasta  el  final, pero hay  que  aguantar  las  buenas intenciones  que   resultan   desastrosas,   el   enderezarse   y proseguir con el corazón hecho pedazos, y el morderte los puños  ya  que  si  hubieran  esperado un poco,  solo  un poquito...  y  nadie  se  hubiera  entrometido...  No se  debe dar nada por supuesto. 
Respecto  a  la  historia  de  Ellie,  no  hay  mucho  que  contar. Tiene  una  aventura  con  un  hombre  casado  al  que  ve  a cuentagotas,  le  da  mil  vueltas  a  los  sms  y  correos  que  se escriben,  y  no  se  preocupa  ni  de  la  mujer  ni  los  hijos  de John.  En  otras  palabras,  está  cegada  por  esa  relación  por mucho que sus amigos la intenten avisar del error, además de poner en serio riesgo su trabajo. Hacen falta unas cartas de  amor antiguas que  le  hacen  anhelar  sentir  esa  clase  de amor,  conocer  a  un tercero  y  decidir  sincerarse  con  John además de otras circunstancias para decidir qué hacer con su vida.
Una gran novela llena de momentos duros, de reveses del destino, de    perderlo     todo     y     encontrarlo,     y     el convencimiento que al final, tardará más o menos, el amor triunfa... aunque esta vez le ha costado.