27 nov. 2015

Sublime tentación. Dana Jordan


Autor: Dana Jordan 

Publicado: B de Books 

Año publicación: 2014 

Género: Thriller romántico 

Serie: 2º Saga de los Barrymore  

ISBN: 978-8415420842


Serena Logan es una detective del Departamento de Policía de Nueva York. El amor la ha tratado muy mal últimamente, y hace meses que solo vive para su profesión.  Alexander Barrymore, afamado abogado penalista, pertenece a una de las familias más prestigiosas del país. Además de ser un implacable hombre de leyes y contar en su cartera con clientes influyentes, también goza de gran fama de mujeriego y seductor. Cuando a Serena y a su compañero les es asignado el caso del «atracador de la chistera», que está sembrando el pánico en la zona de Broadway, creen que tendrán que vérselas con un ladrón. Pero el destino y un asesinato relacionado con el atracador harán que  Serena y Alexander se encuentren y deban trabajar juntos. La magnética seducción que ejerce sobre ella el abogado hará tambalear las defensas de Serena… Mientras tanto, el asesino sigue suelto, el tiempo apremia y el abogado y la detective deberán aprender a confiar el uno en el otro. 


Aunque a mí me ha gustado más la primera, volvemos a tener  otro estupendísimo  libro  de  esta  saga  (estoy esperando como agua de mayo el tercero, el de Sergey y Jocelyn). Y la verdad no se pueden comparar... Si en el primero casi primaba más la trama policíaca y desbordaba acción  (el  final es  trepidante),  éste  tiene  como  tres subtramas  de  intriga, alguna más  descafeinada, pero imprescindibles  para  los  protagonistas;  y las  historias personales son  más  intensas.  De  Alex  poco  hay que añadir... despreocupado   y   mujeriego,   oculta   una personalidad  mucho más  responsable,  leal  hacia  sus amigos  y dispuesto  a  darlo todo por  ellos;  con  una intuición  y  un  darse cuenta  de  los  mínimos detalles envidiable. Nada se escapa de su atenta mirada.
De Serena, sí hay mucha tela que cortar. La verdad es que en  el plano  sentimental,  la  pobre  ha  tenido  muy  mala suerte, posiblemente por ser hija de quien es. Un romance malogrado porque  el  impresentable  no  ha  tenido  la decencia  de  decir  que estaba  casado,  aunque  le  doy la razón a ella al decir que ambos tenían la culpa: él por no decir  y  ella  por  no  preguntar.  Y  el último  porque  el desgraciado,  además  de  trepar  a  su  costa,  es un maltratador psicológico (y también físico) de los de poner los pelos  de  punta.  Las  lindezas  que  le  dedica  son de agárrate... como todas las de los individuos que así se las gastan a sus parejas. Y es que te quedas con la  seguridad  de  que  si  Serena no  hubiera  sido  hija del comisionado  de  Nueva  York,  lo  de Michael  lo  hubiera sufrido (nada indica en el libro que se aprovechara tanto en ese sentido), pero está más que claro que lo de Brian no.  Y  ese  conocimiento  de  que  los  hombres  la  utilizan para su fines, junto con una sensación de culpabilidad por la muerte de su madre y otro sentimiento (agravado por los comentarios  de Brian,  para  qué  negarlo)  de  que decepciona a todo el mundo, han forjado una personalidad dura y brusca, a la vez que una vulnerabilidad absoluta. 
Serena desea amar y ser amada, pero vistas sus historias anteriores, le  aterroriza  volver  a  servir  su  corazón  en bandeja a alguien para que lo destroce. Y el pobre Alex es quien paga los platos rotos, a base de desprecios y salidas de tono, que junto con los insultos son el pan nuestro de su relación. Y sin embargo, nuestro Barrymore es capaz de ver más allá de su coraza, y muestra toda la paciencia del mundo, hasta que ésta se agota. Serena es la clave de todo, ya que a pesar de todas las patadas y tropezones que ha sufrido  en  el  camino,  es  capaz  de  levantarse  e  intentar  luchar para mantenerse a flote aunque sea sola, herida y abandonada, pero intentando ser ella misma. Supongo que a Jossie le pasará algo similar, aunque es de imaginar que Sergey algo debe saber de lo sucedido; mientras que Alex va descubriendo poco a poco todo el tomate.
Mientras tenemos a un ladrón fetichista de zapatos de tacón,  y al asesino  de  una chica, cuñada de un  mafioso ruso. Un asesino que ni esperas venir, al igual que en el libro anterior, pero al que una vez lo sabes, te sorprendes de no haberlo tenido en cuenta, ya que hay otras cosas de las que sospechas y se acaban confirmando. 
Y  como  secundarios,  volvemos  a  querer  acogotar  a  la madre de los Barrymore, al igual que al padre de Serena, al que darías de collejas por no darse cuenta de nada. Y a los impresentables de Brian, Rachel y Vlad. Pero tenemos a Lipton, el compañero de Serena, que a pesar de todo está a  su  lado  (cabreado  y  todo).  Y por  supuesto,  a  Sergey, Jocelyn... He echado de menos a Sean y Lena, me hubiera gustado tenerles otra vez. 

Por  último,  comentar  que  este  libro  es  completamente independiente del anterior... es decir que si os liáis y no leéis “Oscura fascinación” (ya sería para daros por ignorar semejante joyita escrita por una autora española) no pasa absolutamente nada. Y si lo hacéis por orden, mejor que mejor, ya que en una palabra, ambos son imprescindibles.


Los Barrymore: 
2.Sublime tentación 
3.Ciega obsesión

24 nov. 2015

Qué leer Diciembre 2015





Aprovechando que el día 9 de Diciembre sale la nueva edición de Caballo de fuego Gaza(3), que están disponibles en ebook y también en edición de bolsillo, no hay escusa para no leer esta maravillosa saga. Me gustó tanto cuando los leí que recuerdo la espera del siguiente libro con ansiedad, incluso me compré los libros (Congo y Gaza) en la edición argentina en papel, eso si, pagando unos gastos de envío considerables, pero valió la pena. Esta historia tan intensa es única. Y ahora me compraré Paris de nuevo, con esta nueva edición tan bonita (la que tengo de Suma de letras no me gusta nada).
Así que os recomiendo esta lectura, ya me contareis...


Trilogía "Caballo de fuego" Florencia Bonelli


Eliah Al-Saud es un hombre excéntrico y poderoso, emparentado con la familia reinante de Arabia Saudí. Vive en París y dirige una empresa de seguridad que, en realidad, oculta actividades de defensa y de espionaje ofrecidas al mejor postor.
Matilde Martínez, una mujer pequeña, de aspecto frágil y con una larga cabellera rubia, es una pediatra argentina que sueña con curar a los niños más desfavorecidos y trabajar para una ONG en África. Sus caminos se cruzan en un avión con destino a París, y es en la ciudad del amor donde inician un idilio lleno de anhelo y pasión. Sin embargo, los secretos que ambos guardan celosamente pondrán en riesgo no solo su relación, sino sus vidas.
En el marco del siempre latente conflicto palestino-israelí y con una amenaza atómica como telón de fondo, Matilde y Eliah vivirán una aventura que los llevará a recorrer el mundo y los enfrentará a los peligros que acechan a quienes se atreven a desafiar a los imperios dominantes.



Matilde viaja al Congo persiguiendo un sueño: aliviar el sufrimiento de los niños que han sido víctimas de la violencia y el hambre. Ha dejado atrás su relación con Eliah Al-Saud; una historia tan dulce y embriagadora como tormentosa.

Por su parte, Eliah se dirige al Congo para hacerse con una mina de coltán, el mineral más codiciado por los fabricantes de teléfonos móviles. Pero sobre todo quiere recuperar a Matilde, el amor de su vida. Los traumas y secretos que los distanciaron en París siguen latentes y, rodeados de crueldades e injusticias, la reconciliación parece imposible.
Inmersos en la guerra del Coltán, y amenazados por los guerrilleros más poderosos de la zona, Matilde y Eliah intentarán con todas sus fuerzas que el amor triunfe sobre el odio.


Matilde y Eliah han vuelto a separarse. En el Congo, las esperanzas de una vida juntos se desvanecieron a medida que aumentaban la desconfianza y los celos.
Por su parte, Matilde se refugia en su pasión: la labor humanitaria que lleva a cabo como pediatra en la organización Manos Que Curan. En esta ocasión es destinada a un hospital en la Franja de Gaza, uno de los territorios más densamente poblados del mundo, donde la consigna diaria es sobrevivir. Eliah Al-Saud, en cambio, no ha podido olvidarla y está dispuesto a recuperarla sea como sea...
No obstante, antes de poder estar juntos de nuevo deben superar una última prueba de fuego: Eliah tiene que ir a Bagdad en una peligrosa misión para frustrar el plan de Saddam Hussein de convertir Irak en una potencia nuclear. En esta carrera hacia la guerra, Matilde y Eliah deben emplearse a fondo no solo para evitar una catástrofe mundial, sino también para salvar la propia vida.

Ediciones argentinas.

Y si queréis empezar por el principio, saber que el libro "Lo que dicen tus ojos" cuenta la historia de los padres de Eliah, el protagonista de caballo de fuego. Una historia que también me marcó.


Argentina, 1961. Francesca, una joven inteligente, culta y de una belleza extraordinaria, siempre ha trabajado duro para labrarse un buen futuro y evitar convertirse en una sirvienta como su madre. No obstante, apenas iniciada una brillante carrera como periodista, sufre un desengaño amoroso que pone en peligro todo aquello por lo que tanto se ha esforzado. El hombre que le ha roto el corazón es Aldo, el hijo de los señores de la casa donde trabaja su madre. La ha abandonado después de que su familia descubriera su idilio.
Francesca sabe que solo el tiempo y la distancia podrán curar sus heridas, y por eso acepta un puesto en la embajada de su país en Ginebra. Esta será la primera parada en una gran aventura que la llevará al otro lado del mundo, a los palacios más deslumbrantes de Arabia, donde encontrará una segunda oportunidad para ser feliz.



*     *     *




20 nov. 2015

Si solo una hora tuviera. Caroline March


Autor: Caroline March 

Publicado por: Harlequin Ibérica, S.A. 

Año publicación: 2015 

Género: Romántica, Contemporánea 

ISBN: 978-8468767109





Piero es un hombre enamorado.
Gabriela es una mujer herida por amor.
Michael es un hombre que no cree en el amor.
Los tres confluyen en la hermosa ciudad de Praga, como si esta hubiera estado esperando siete años para reunirlos de nuevo. En un escenario mágico, rodeados por situaciones equívocas llenas de humor, sentimientos intensamente dramáticos, donde se mezcla el pasado y el presente para crear su futuro, descubrirán lo que significa verdaderamente el amor, sorprendiéndose a cada instante con una sonrisa de que la vida les puede ofrecer algo que ya arrebató. Y comprendiendo que una habitación en un ático de un hotel, que antes fue un palacio, puede convertirse en un escondite, un refugio, una cárcel y un lugar donde atrapar lo que una vez perdieron en el olvido. Un espacio donde alcanzar la redención, en el que Gabriela se encontrará a sí misma y deberá enfrentarse a la elección que marcará el resto de su vida.


Madre mía, qué momentos de sentimientos a flor de piel tiene  este libro.  Me  ha  encantado,  hay  ciertas  cosas  del final  que  me han parecido  un  poco  a  correr.  Luego  me explico mejor.
Tenemos dos grandes historias de amor, una centrada en el pasado (la  de  Piero  y  Gabriela)  y  otra  centrada  en el presente  (la  de Michael  y  Gabriela)  con  coletazos  de  la primera.  Gabriela  es una  joven  universitaria  que  se enamora locamente de Piero, un sacerdote italiano que le da clases de teología en la Universidad de Comillas. Este amor  termina  de  una  forma  muy  brusca, dejando a Gabriela intentando navegar (y naufragando sin remedio) en  las consecuencias  de  lo  sucedido  y  a  Piero  tocado  y obsesionado con  Gabi  (porque  lo  de  enamorado  sería discutible).  La  verdad es  que  en  ese  momento  (la  de sobresaltos  que  se  ahorrarían  si las decisiones  no se tomaran unilateralmente y se tuviera en cuenta la opinión del  otro)  odias  a  Piero  con  toda  tu  alma,  te parece una decisión “protectora” totalmente errónea y él un cobarde sin   remedio   intentando   enmascarar   su   culpa   sin conseguirlo. Y Gabriela   completamente   destrozada tomando terribles decisiones (alguna que no le queda más remedio,  pero otras  son  una  huida) y  todo  se  queda marcado a sangre y fuego en  su  alma,  no pudiendo aguantar  los  remordimientos  y la culpa  por  todo  lo sucedido.  Eso  influye  completamente  en su carácter,  su personalidad  y  su  forma  de  encarar  la  vida,  y muchas veces te parece una cobarde que huye para no afrontar lo que le viene encima, aunque sea la decisión equivocada y que todo tiene su explicación. 
Siete años después de la traumática ruptura, a Gabriela la mandan a un seminario en Praga. Allí se reencontrará con Piero,  que intentará  retomar  su  relación,  y  conocerá  a Michael.  Y  menuda forma  de  conocerlo,  XD...  en  un momento donde Gabriela está empezando a hundirse en el fango.  Michael  la  juzga  sin conocerla  y  provoca (inconscientemente eso sí, siendo sin saberlo el que da la última puñalada) su caída definitiva. Sin embargo también es el que recoge sus pedazos y con toda la paciencia del mundo conseguirá recomponerla. Es el único que conoce la verdadera  historia  de  lo  acontecido  en  esos  funestos siete años, el que le hace unos reproches durísimos que tal vez ella no merezca, pero que sirven para que poco a poco vaya  reaccionando y  volviendo  a  la  vida.  Y  el  que  va desmontando lentamente sus defensas y sufre en silencio al saber que pase lo que pase ella nunca lo amará aunque poco  a  poco  se  haya  apoderado  de  su corazón.  Y  a Gabriela  le  darías  de  collejas  para  que  espabile, ya  que tiene  momentos  realmente  injustos  con  Michael. Pero también hay momentos de una ternura conmovedora. 
La verdad es que Michael es el que más te sorprende. Pasa de  ser juez  y  verdugo  a  carcelero  salvador  con  una paciencia sorprendente.  Sin  embargo,  no  es  totalmente altruista... si bien es cierto que su objetivo es volverla a meter en su cama, va cambiando a medida que el amor va haciendo mella en él, y finalmente sólo desea la felicidad de Gabi, sea con quien sea. Y las meteduras de pata son gloriosas,  aunque  consigue  ser  perdonado. Sí,  hay  que reconocerle a Gabi que cabrear, se cabrea, pero al menos (si no le da por salir por piernas, claro) acepta fácilmente las explicaciones y Michael consigue que los enfados no le duren. 
Y testigos más o menos privilegiados de esta historia están Adriana y Marco, la hermana de Gabriela y su prometido. Son auténticos incondicionales de Gabi, junto con Lola, un transexual que la conoció en uno de sus peores momentos y  no  dudó  en  acogerla bajo  su  ala.  También  tenemos a Elena, amiga aunque no se entera de gran cosa y provoca algunos  malentendidos  finales.  Y Raefer,  el  hermano vividor de Michael y también metedor de alguna patita. Y entre los claramente acogotables están en primer lugar los padres  de  Gabriela...  A  Algunos  deberían  examinarles antes  de  darles  el  carné  de  paternidad.  Sobre  todo a  su madre, a la que sólo le importan las apariencias y el qué dirán, y a la que finalmente ponen en su lugar. Y no nos olvidemos  de  la  arpía  del seminario,  la  señorita Applewhite, cobarde como ella sola.
Y por último, lo que comentaba del final. La escena boda de Adriana  es  delirante,  pero  la  explicación  de  los mal entendidos, hecha en media hoja y a toda leche queda un poco ¿perdón?... O que la famosa declaración... Sí, él es  cursi,  pero  ella  se  empeña demasiado  en  llevar  la contraria...  para  carcajadas  del  resto. Sin embargo, con toda  la carga  emocional  del  libro,  queda  en  muy pecata minuta. Y sí, hay cosas previsibles y que no te sorprendes cuando suceden, pero... qué más da. 
Resumiendo, novela más que recomendable, con una caja de kleenex cerca... por si acaso.



17 nov. 2015

Mi tierra eres tú. Bela Marbel


Autor: Bela Marbel

Publicado por Ediciones B 

Año de publicación: 2015

Género: Romántico/Contemporáneo

Ebook: 1'89€





Cuando eran adolescentes, George y Natalia se enamoraron locamente, pero siendo él americano y ella española, se vieron obligados a separarse. Ahora, diez años después, sus destinos se cruzan de nuevo y aquellos sentimientos que nunca llegaron a apagarse del todo resurgen con una fuerza arrolladora. Nat, consciente de su complicada situación personal, se resiste a darle una oportunidad al amor, pero George no está dispuesto a perder de nuevo a la mujer que siempre ha amado. Sin embargo, un secreto del pasado hará que anide el rencor en sus maltrechos corazones y el amor que ambos se profesan deberá superar duras pruebas con el fin de afianzar su relación.



Por fin me puse con esta lectura y como me viene ocurriendo últimamente me tiro de los pelos por no haberla leído antes. (*Nota mental para que esto no me vuelva a pasar: leer los libros a medida que los voy comprando.)
Hay secretos que crees son imperdonables, hasta que conoces las circunstancias por las que se guarda silencio. Con este libro me sentí un poco cambia chaquetas, posicionándome  a un bando y al otro según conocía la verdad, es cierto que fui fiel al bando de Nat en más ocasiones, pero la culpa solo la tiene George, que se ponía en plan "yo soy un hombre recto que me rijo por unos valores estrictos y tú no estas a la altura" e irremediablemente yo me volvía incondicional de Nat. Por momentos George pecaba de egoísta, incapaz de tan siquiera plantearse como vivió ella todo lo ocurrido, sola, sin su apoyo, siendo apenas una mujer con 16 años. Le reprocha cosas sin dejar que ella se explique sin entender sus circunstancias y puede que Nat parezca cobarde por no ser capaz de decirle la verdad cuando tuvo ocasión, pero la entiendo, ¿Cómo enfrentar a un hombre que se cree moralmente por encima del resto? da la sensación que él puede judgar los actos de los demás pero él esta libre de juicio y eso no es nada justo.
"Era débil, si ella se quedaba volvería a caer y no podría dejarla ir. Pero tenía que hacerlo, le había mentido. Le había traicionado durante años y, después, cuando se reencontraron… No podía confiar en ella. "

Nat y George están atrapados en una espiral de sentimientos encontrados. El amor que ambos se tienen a pesar de los años y los secretos, el temor de volver a ser traicionados y las ganas de perdonarse, de aligerar sus corazones y rendirse el uno al otro.
Este es un libro que disfruté porque no tenía claro como iba a terminar, me hizo dudar si bastaba con amarse para superar las diferencias que los separaba, no me lo puso fácil y por eso el final me encantó tanto.
No puedo olvidarme de mencionar a Byron, el secundario de esta historia por excelencia, amigo de George que desde el momento en que aparece en escena ya no pude quitármelo de la cabeza, además justo con la persona más inapropiada para él, es con la que se intuye un complicado enredo que tengo muchas ganas de leer. 

Espero que en breve se publique su historia ;)





13 nov. 2015

Viernes 13. Libros de terror.

¡Hola chic@s! 
He decidido que cada Martes y Viernes que coincida en 13, se lo dedicaré a una lectura con la que pasé verdadero miedo ¿que os parece? 

Pues ahí va la de hoy...




Salem's Lot es un pueblo tranquilo donde nunca pasa nada. O quizás esto son solo apariencias, pues lo cierto es que sí se están sucediendo diversos hechos misteriosos, incluso escalofriantes...

Veinte años atrás, por una apuesta infantil, Ben Mears entró en la casa de los Marsten. Y lo que vio entonces aún recorre sus pesadillas. Ahora, como escritor consagrado, vuelve a Salem's Lot para exorcizar sus fantasmas.


Salem's Lot es un pueblo tranquilo y adormilado donde nunca pasa nada..., excepto la antigua tragedia de la casa de los Marsten. Y el pero muerto colgado de la verja del cementerio. Y el misterioso hombre que se instaló en la casa de los Marsten. Y los niños que desaparecen, los animales que mueren desangrados... Y la espantosa presencia de Ellos, quienes quiera que sean Ellos.


10 nov. 2015

Tú en la sombra. Marisa Sicilia


Autor: Marisa Sicilia 

Publicado por: HQN 

Año publicación: 2015 

Género: Romántica Contemporánea 

EBook: 2,84€




Jorge es un abogado brillante. Saca adelante su bufete, trabaja sin descanso en los casos más complicados, es extremadamente responsable y, cuando acaba el día, se pone al límite en el gimnasio, entrenando y golpeando el saco de boxeo hasta agotar todas sus fuerzas. Algunas veces el entrenamiento funciona. Otras, nada ni nadie puede apartarlo de esa pulsión que lo lleva a lo más oscuro: su adicción al sexo rápido con desconocidas. Un aseo público, un parque, un reservado... Es su oscuro secreto, eso que intenta mantener a raya durante todo el día para que no acabe devorándolo. Jorge, el depredador con sonrisa irresistible, el que logra vencer las defensas de cualquier mujer... Aunque esto no es del todo verdad: hay una que se le resiste. Irene Ávila. La joven e implacable juez Ávila, de carrera meteórica, temida y respetada a la vez. La que se pasea por los juzgados sin mirar a nada ni a nadie, concentrada en su trabajo, bella y distante, escudada tras sus gafas negras. Inalcanzable, como si fuera un reto a la medida de Jorge. Hasta que un cambio de última hora convierte a Irene en la encargada de instruir la demanda de un cliente vital para el bufete. Entonces una sospecha que no ha sido capaz de apartar resurgirá con fuerza. Jorge cree reconocer en ella a esa mujer que un día le entregó su cuerpo sin miramientos, sin límite alguno, en la absoluta oscuridad de un club de intercambio. ¿Se trata acaso de la misma mujer? ¿Tiene Irene una doble vida? ¿Será capaz Jorge de seguirla hasta el centro de esa sombra que amenaza con engullirlos a ambos?


Es  la  primera  novela  de  esta  autora,  que  venía  muy recomendada  por  Marianchu  y  por  Niusa.  Y  la  verdad  es que no decepcionó...
Ésta  es  realmente  una  novela  de  segundas oportunidades, de dos  almas  atormentadas  por  motivos  muy  diferentes, que  se encuentran,  se  reconocen  y  consiguen  empezar  a curarse juntas. Jorge  cae  inicialmente  en  ese  tópico  tan manido  de “estoy obsesionado  con  ella,  me  la  tiro  y  me olvido”   en   el   que incurren   la   gran   mayoría   de   los protagonistas masculinos. Realmente está obsesionado con ella,  la  gran  duda  le  corroe,  la persigue  hasta  que  ella parece  rendirse...  mientras  que  cae irremediablemente  a sus  pies  y  mete  la  pezuña  más  de  una vez.  Y  si  los fantasmas de Jorge no son pecata minuta (la leche con su hermanito...),  los  de  Irene  son  mucho  peores.  Irene  se esconde   tras   una   fachada   de   perfección,   distancia   y frialdad  hacia  los  demás,  pero  debajo  de  esas  múltiples capas se esconde alguien a quien le han hecho muchísimo daño,  es increíblemente  vulnerable  y  duda  hasta  de  sus sentimientos.   Y es    Jorge    quien    poco    a    poco    va derrumbando  esas poderosas  defensas,  encontrando  a  su alma afín, y es conmovedor como la entiende, la acuna, la anima y consigue irla sacando a flote. La verdad es que es impresionante como  Irene, pese  a  los  errores  cometidos, consigue  salir adelante,  aceptar esa  mano  que  le  ofrece ayuda aunque sea de forma titubeante y sabiendo que si se vuelve a equivocar no se levantará ya más. Hay momentos en  los  que  piensas  que  lo rechazará  para sorprenderte a continuación cuando acude a sus brazos. 
Realmente la historia de ambos es complicada, no sólo por el pasado, sino también por el presente. Sucede en el peor momento posible,   siendo   ella   juez   y   él   un   abogado defensor en la misma causa. Un instante donde una relación  es  imposible, aunque  ellos  separan  perfectamente  la parte profesional de la personal. En ningún momento él se aprovechará de ese acercamiento ni ella le dará ventaja, lo que te hace sentir una gran admiración por ambos. Cuando todo    explota,    esta  circunstancia juega    un    papel fundamental, ya que a pesar de los caracteres de cada uno, confían en el otro.  
Respecto  a  los  personajes,  Jorge  en  un  cínico  amargado, traicionado por alguien de su propia sangre, lo que le hace caer  en una  espiral  de  adicción  al  sexo.  Lo  único  que  le censuraría  es que   no   utilice   condones   con   semejante promiscuidad (al menos no se insinúa). Pero todo cambia al  obsesionarse  por  Irene y  empezar  a  quitar  las  capas  de la  cebolla.  A  ella  también  la han  traicionado,  herido  a un nivel  muy  profundo,  lo  que  hace que  sus  respuestas  ante ciertas  situaciones  consiguen  que  se  le encoja  a  Jorge  su corazoncito  y  se  sale  una  ternura insospechada.  Ninguno es  perfecto,  ambos  se  consideran culpables  y  buscan  su redención  de  forma  equivocada... Junto  a ellos  tenemos  a Alberto,  socio de  Jorge, que personalmente  me parece  un pusilánime;  los  padres  de  Irene,  que  intuyen  que algo sucede  (o  ha  sucedido)  pero  no  consiguen  llegar  a  ella; Sara, la ex mujer de Jorge, con una personalidad infantil y egoísta a la que no le importa causar daño a la gente de su entorno si con eso consigue lo que desea en ese momento. Y    Francisco    Diaz-Plaza,    el    defendido    por    Jorge, constructor   que   infringe la ley   sin   ser   plenamente consciente  y  por  lo  tanto  sin remordimientos.  No  sabes que hacer con semejante sujeto...
En  resumen,  una  historia  de  reconocimiento,  amor  que surge en  las  peores  condiciones,  segundas  oportunidades en   un proceso   judicial   que   se   repite   por   desgracia demasiado a menudo.


6 nov. 2015

Bajo el calor de tu piel. Noelia Amarillo


Autor: Noelia Amarillo

Año publicación: 2015

Genero: Romántico/Contemporáneo

Serie: 2ºArdiente verano

ISBN: 978-8415952688





Ningún país está tan lejos como para no visitarlo. Esa es la filosofía de Andrés. Hace tres años huyó de su casa, su familia y su país, y desde entonces recorre el mundo sin ningún plan excepto su propio antojo. Casi ha conseguido borrar de la memoria a quien no quiere recordar. Hasta que una mañana, tras una noche especialmente descontrolada, recibe una llamada que dará un giro radical a su vida y le obligará a volver a donde no quiere regresar. Su tío Caleb ha sufrido un accidente y no pinta nada bien.
Andrés no tiene otro remedio que volver al pueblo que abandonó sumido en el dolor y quedarse allí por un tiempo que se le antoja eterno. Allí descubre que su mejor amigo de la infancia ha ocupado su lugar. Hace su trabajo, se ha convertido en la mano derecha de su tío y es el inseparable compañero de su exnovia, Paula.
Y a Andrés todo eso le parece maravilloso. Odia trabajar en el campo, y tampoco le importa mucho que Caleb solo tenga buenas palabras para su antiguo amigo (ese al que va a partir la cara en cuanto se cruce en su camino) y desde luego, le parece estupendo que esté tan unido a Paula, esa zorra que le destrozó la vida y a la que no consigue olvidar.


Aunque por la sinopsis parezca el libro de Andrés, ese jovenzuelo que terminó bien mojado en las aguas de una fuente en Ardiente verano, entre sus páginas no solo sabremos de él a sus 26 añitos, también conoceremos a Lua y Raziel, pues en esos tres años que lleva lejos de casa, ha forjado unos lazos de amistad tan fuertes y profundos que no se podría contar su historia sin contar la de ellos.
Tengo que admitir que Andrés no es como me lo esperaba, es explosivo, guarda dentro de si mismo tanta rabia y esta tan perdido, que a la mínima provocación (o incluso sin ella) se enciende como una cerilla, soltando por esa boca palabras hirientes, sabiendo el daño que hacen a quien las escucha para después arrepentirse. En muchos sentidos es un niñato aturdido por el dolor pasado y toda esa rabia que siente en realidad va dirigida a si mismo, por ser un poco cobarde y no enfrentarse a lo ocurrido, admitir su parte de culpa. Si no llega a ser por Razz que se preocupó de salvarlo incluso de si mismo, y de Lua con sus infinitas muestras de afecto, Andrés  se hubiese destruido, estoy convencida.
"... mi madre no se atreve a decirme lo que ve cuando me mira. Nadie reconoce al Andrés que se fue en el que ha vuelto. No me extraña."
La historia de Paula y Andrés queda un poco eclipsada por la de Razz, reconozco que este artista callejero me robó el corazón, ya en la primera escena en la que aparece como señor del fuego con sus cariocas ardientes, algo en él me cautivó. Si Andrés me provocó querer lanzarle la zapatilla directa a su cabeza o mejor aún, amordazarlo para que dejase de soltar burradas por esa boca, con Razz  todo lo contrario, cada vez tenía más  ganas de abrazarlo, de protegerlo, de ser merecedora de una de sus escasas sonrisas. Y cuando por fin desvela sus secretos en una escena que sin duda es mi favorita, en la que abre su corazón y se sincera, aún lo quise más, sin duda Razz es mi personaje preferido, bueno, él y en segundo plano Goro, (es nombrarlo y poner carita de boba, esa de ojos con corazón .) por su lealtad, por no andarse con medias tintas y por ser como es con Razz. ¡Me encantan!
No puedo olvidarme de Lua, un espíritu libre, cambiante como el viento, y el punto de equilibrio en ese extraño trío que forman Andrés, Razz y ella misma. Y José el mangueras, un hombre que ama la tierra, la vida de campo, que tiene claro que quiere de la vida y se marca los objetivos para cumplir sus sueños. Me hubiese gustado más momentos de ellos.
Volver a saber de Caleb y María, aunque fuese nada mas que un poquito me encantó, la pasión que empezó aquel verano no se apagó todavia, bien se encargan ellos de avivarla. Y el abuelo Abel que guarda la sabiduría y serenidad que solo dan los años, que se entera de todo aunque mire hacia otro lado.

El alma de este libro es la amistad, la de verdad, la que hace que desconocidos se vuelvan familia y se consideren hermanos sin compartir una gota de sangre. Noelia Amarillo has vuelto a conseguir emocionarme, tus personajes son siempre tan cercanos, con sus defectos y sus virtudes, que me es imposible no amarlos. Mil gracias.
Uyyy que cursi me ha quedado, jajaja, pero es la verdad ;)




3 nov. 2015

La misión del Samurai. Arman Lourenço Trindade


Autor: Arman Lourenço Trindade 

Tempus Fugit Ediciones 

Año publicación: 2015 

Género: Paranormal 

EBook: 3,99€




Irene ha terminado su carrera universitaria, después de años y luchas por llegar a ser alguien, por fin puede ser dueña de su destino, pero en el viaje de fin de curso, la tragedia se cierne sobre ella y sus compañeros. En busca de ayuda, en un lugar casi deshabitado, Irene encuentra a Asahi, un feroz guerrero samurai, que presta sus servicios a su amada diosa. Lo que Irene no sabe, es que su llegada forma parte de una profecía, que solo se verá cumplida gracias a ella, y por ese mismo motivo, Asahi tiene una misión, protegerla y cuidarla con su propia vida. Algo a lo que ella no cederá con facilidad. ¿Asumirá Irene su papel de elegida? ¿Cederá el control de su vida a un ser sobrenatural? ¿Podrá resistirse al encanto de una sonrisa? 



Lo primero que me viene a la cabeza al ver este libro es lo poco acertado del logotipo de la editorial y de las letras del título.  Y bueno,  tampoco  es  que  la  parejita  de  la  portada sea para tirar cohetes... Viendo otras novelas de la misma autora  y  editorial  casi les  recomiendo  que  cambien  la persona que se las hace... o que le den otras ideas. 
Lo  segundo  es  que  la  autora  no  parece  excesivamente puesta en cultura japonesa. Y no me refiero sólo al hecho de  que confunda  a  un  samurai  con  un  shinobi  (o  ninja, como alguno prefiere llamarle),  que es en realidad lo que es  Asahi  (ya  de  por si  cantoso  y  pelín  grave)  sino  por ciertos detallitos que revelan (o intentan relevar) la cultura nipona. 
Corriendo un tupido velo (y aceptando barco como animal acuático),  vamos  a  la  novela  en  sí.  Tenemos  a  Irene,  una españolita que ha ido a Japón de viaje fin de carrera y que es  la única  superviviente  de  un  accidente  de  autobús  en medio  de las  montañas  niponas.  Después  del  porrazo,  la impresión,  el agobio,  y  el  esfuerzo  de  tener  que  subir  un barranco y caminar día y pico hasta encontrar un lugar con gente  a  la  que  avisar,  se encuentra  retenida  contra  su voluntad  en  un poblado...  ninja (repito, no  son  samuráis) con  la  excusa  de  que  es  la  elegida por  Amaterasu  para volver  a  su  mundo.  Y  la  verdad  es  que Irene  no  es precisamente  la  rehén  modelo:  Es  descreída, contestona, terca  como  una  mula,  y  con  modales  de  niña mimada  a ratos.  A  Asahi  lo  saca  de  quicio  en  más  ocasiones de  las que quiere recordar, ya que se mete en problemas cada dos por tres y es torpe a más no poder. Sin embargo, ese carácter,  a veces  caótico,  te  hace  sonreír  y  dar  una  carcajada más  de  una vez,  la  vuelve  mucho  más  cercana.  Y  a  lo largo  de  la  novela te  das  cuenta  de  que  realmente  es  una persona  con  la  cabeza perfectamente  amueblada,  con  una sensatez  e  instinto  increíbles que  la  salvarán  más  de  una vez de una catástrofe. Terminas dándote cuenta de que en realidad  los  tiene  muy  bien  puestos,  y que  la  lealtad  hay que  ganársela,  no  regalarla.  La  cría morriñosa  y  torpona del  inicio  se  termina  convirtiendo  en  una mujer  con  un corazón  más  que  generoso,  una  fuerza  y  una voluntad  de acero  forjado,  sin  perder  ni  un  ápice  de  su irreverencia  a las   diversas   divinidades   que   aparecen.   Y   no   es   que madure,   como   le   puede   pasar   a   otras   protagonistas. Simplemente es que la vida que ha llevado le ha hecho ser bastante cínica con respecto a ciertas cosas, y su forma de afrontarlas no está desvirtuada por sentimientos religiosos. No  es  perfecta,  pero  sí lo bastante  inteligente  para  darse cuenta de que algo no cuadra.
Asahi es el jefe de  ese pueblecito perdido en medio de la nada nipona.  Hijo  de  un  japonés  y  una  española,  es  el  único  que habla  con  Irene, básicamente  porque  ella  parece que ni sabe hablar en inglés, ni se molesta inicialmente en aprender  otro idioma  (luego  ya  se  ve  que  algo  cambia). También influye el hecho de que la  mocita no se  molesta en  confraternizar  con  el resto  del  personal,  con  lo  que  le toca  a  él  lidiar  con  su  mala leche,  humor  y  desplantes. Educado desde su infancia a venerar y servir a la diosa, no se  plantea  nada  más,  hasta  el  punto  de renegar  de  los sentimientos que le despierta Irene. Y esa lealtad ciega que domina su vida se verá más que seriamente amenazada por una muchacha que le demuestra que no es oro todo lo que reluce.  Decir  que  vuelve  su  mundo  del  revés  es  quedarse corto.
Junto  a  estos  personajes  nos  encontramos  a  Dragos,  un dragón sometido  a  Amaterasu;  Kenshin,  un  niño  shinobi que vive en la aldea y con el que Irene hace buenas migas y  que  le  enseña  algo de  japonés  mientras  ella  le  enseña castellano;  Takeshi,  otro  de los  guerreros,  con  un  papel determinante  en  la  historia.  Eso además  de  Amaterasu  y Susanowo...
En resumen, una historia que te va atrapando poco a poco, con momentos  antológicos,  una  protagonista  que  se  va ganando tu corazón a medida que avanza la historia, unos dioses    que    se   muestras    cómo    son    (caprichosos principalmente)  y un final que no deja de sorprender. Sin Embargo, sólo una cosita en contra: Está muy bien escrita, pero ojo con unos cuantos laísmos que se han colado ;)