28 abr. 2015

Cautivo de mis deseos. Johanna Lindsey


Autor: Johanna Lindsey 

Publicado por Zeta Bolsillo 

Año publicación: 2008 

Género: Romántica Regencia 

Serie: 8º Saga de los Malory  

ISBN: 978-84-967-7885-6


Desolada por  la  muerte de  su  madre,  la joven  Gabrielle Brooks abandona  Inglaterra  para  buscar  a  su  padre, convertido  en corsario  de  una  isla  caribeña.  Cuando  lo encuentra, él la obliga a regresar a casa y le ordena que se busque  marido.  Gabrielle vuelve entonces a Londres y conoce a un americano, Drew Anderson, que, aunque se siente atraído por su belleza, en realidad es un vividor sin ningún interés en mantener una relación formal con ella...


Bueno,  voy  a  correr un  tupido  velo  por  las  repeticiones (afortunadamente  en   éste   pasan   un   poco   más desapercibidas) y  por  esa  sinopsis...  Menos  mal  que después de la pequeña decepción del sexto y séptimo de la saga,  éste  la retoma  con fuerza.  Supongo  que  también influye  que  sea  un Anderson  y no un  Malory  el protagonista. Y lo digo ya que la familia había perdido un poco  de  fuelle  con  Jason  y  Jeremy,  y que  por suerte Reggie  aparece  de  forma  muy  testimonial, aunque volvemos a ver a James en todo su esplendor (creo que es el personaje que más me gusta y con diferencia). En fin, vamos al grano. 
Gabby va a buscar a su padre después de la muerte de su madre, pero tiene la desgracia de ser capturada por unos piratas en el camino. Poco se imaginaba la pobre chica que Nathan, su progenitor, era uno de ellos  y que encima es quien  la  rescata.  Sin embargo,  unos  años  después  del reencuentro, la manda de vuelta con la “ilustre tarea” de encontrar un  marido,  y  la  encomienda nada  más  y  nada menos que a James Malory. Pero en la casa de George y James  también  están  de  visita  Drew  y  Boyd...  Tras un encuentro calamitoso entre Drew y Gabby; y obligado a ser  él su acompañante, el  americano  se  convierte  en  un capullo integral. Todavía no comprendo como una mujer es capaz de sentirse atraída por un hombre que la insulta, la humilla y finalmente la mete  en  un  escándalo  del quince...  masoca  que es la  chica. Drew esta  lleno  de prejuicios contra los piratas, y eso de acompañar a la hija de uno de ellos no le sienta muy bien, por más que desee meterla en su cama. Y por eso mete la pata una y otra vez, hasta que Gabby ejecuta su venganza robándole su propio barco  y  cogiéndole  prisionero.  Y  ahí  es  dónde  se  dará cuenta que lo que él daba por sentado no es así, y que la “bromita” tiene connotaciones no calculadas... Por cierto, telita algunas frases que le dedica. 
Como  dije  antes,  a  Drew  habría  que  darle  de  collejas durante buena parte de la novela, pero consigue resarcirse al darse cuenta del error monumental y acceder a ayudar a Gabby en el objetivo que ella tenía al robarle el barco. Y Gabby es una chica de armas tomar cuando se le tocan las narices, aunque la venganza contra Drew le sale un poco rana. Aún así, no se amilana y ataca cuando toca hacerlo, para  cabreo  y  deleite  de  Drew.  De  damita tranquila y sosegada como aparenta en un principio, va a ser que no... y  si  encima  tocan  a  su  padre  o  sus  amigos,  apaga  y vámonos. Eso no quita que protagonice escenas delirantes frente al atado Drew... Y antes de sucumbir a sus encantos lo cabrea, fustra, desespera hasta que se vuelven las tornas. Claro que él también hace de las suyas. 
Por  último,  James  está  en  mejor  forma  que  nunca,  y aparece un  personaje  que  dará  que  hablar  en  próximos libros, Richard Allen. Batallas navales, enemigos enconados, la búsqueda de un tesoro,  y  sorpresas  finales  componen  esta  novela  que, como comenté, vuelve a poner la saga a nivel de las cinco primeras.


Saga de los Malory: 

8. Cautivo de mis deseos 
9. Las trampas de la seducción 
10. Enemigos perfectos 
11. Stormy Persuassion 

24 abr. 2015

Saga "Los Clayborne". Julie Garwood

  • 1.Tiempo de rosas 
  • 2.Una rosa rosa 
  • 3.Una rosa blanca 
  • 4.Una rosa roja 
  • 5.Amor en primavera


Tiempo de rosas
Cuatro pillos que viven en las calles de Nueva  York  encuentran  a  una recién abandonada  en  un  cubo  de basura. El hallazgo   será   un acontecimiento clave para los cuatro, pues cambiará su vida, su actitud y sus sentimientos. Tiempo  después, la  aparición  en escena   del   abogado Harrison MacDonald,  conde  de  Stanford, cambiará  también  la  vida  de  Mary Rose, que ya se ha convertido en una bella y fascinante joven.  El misterio de su origen podría quedar resuelto poniendo a la muchacha ante la disyuntiva de aceptar a una nueva familia. ¿Podrá el amor fraternal poner freno a una pasión inesperada? ¿Logrará el hechizo de una mirada derribar tantas barreras?



Una rosa rosa 
Travis Clayborne es el menor de los hermanos, pero eso no le impide ser independiente y decidido. Y cuando encuentra  a  Emily  Finnegan,  sabe que  ha de  ocupar  un  lugar  en  su vida...




Una rosa blanca 
Douglas  Clayborne  no  es  hombre capaz de volverle la espalda a quien lo necesita. Y cuando se entera de que  Isabel  Grant corre peligro,  no puede alejarse de su lado...








Una rosa roja 
Adam Clayborne siempre ha creído en la importancia y el poder de la palabra escrita. Y cuando conoce a Genevieve   Delacroix,   descubre también  lo  que  no  enseñan  los libros...





Amor en primavera 
El terror la invade. Afortunadamente ha podido  esconderse  debajo  de  un escritorio, pero deberá presenciar una matanza. El banco ha sido asaltado, y los criminales matan a siete inocentes a  sangre fría  antes  de  huir. Esa  primavera  Cole Clayborne  se halla  en  la  cárcel  por orden  del comisario   Daniel   Ryan.   Ansía vengarse,  mas  cuando  Ryan  le pide  ayuda  y  le cuenta acerca de los terribles asesinatos, Cole no puede dejar de comprometerse. Tres mujeres  son sospechosas  pero  ninguna  reconoce  haber estado en el banco durante el asalto. Comienza así una investigación durante la cual la lealtad, la traición y el amor se entremezclan.

Hay varias razones por las que hago la reseña de la saga al completo, en vez de hacerla libro a libro. Los libros son viejecitos, pero son fáciles de conseguir de segunda mano y no  excesivamente caros (viva la página http://www.iberlibro.com/, donde se encuentran un montón de cosas baratas  y muchas con gastos de envío gratuitos). Otra  cuestión  es el número  de  hojas  que  los integran... Mientras que en primero, según las ediciones tiene entre 620 y 700 páginas, los tres libros siguientes tiene  tamaño “harlequín”;  es  decir,  165,  189  y  195 páginas;  y  el  último  330 páginas.  Choca  un  poquito, ¿verdad? 
También  hay  que comentar que  en  realidad,  si  no  se leyeran los tres de en medio tampoco pierde nada la saga y lo único que habría que destacar es la sombra de Daniel Ryan, que planea entre ellos interponiéndose en la vida de los hermanos. Ese hilo común empieza cuando Daniel le roba a mamá Rose una brújula que iba a ser un regalo para Cole, y que hace que los hermanos le busquen con unos resultados  más  que curiosos.  Resumiendo  un  poco, la historia de Travis puede tener una cierta gracia, pero es bastante normalita, la de Douglas es la mejor de estas tres y con diferencia y la de Adam decepciona más que otra cosa. Y repito, si no los leéis no pasa absolutamente nada, ya que los personajes femeninos no vuelven a aparecer (o se mencionan de forma testimonial) y el tema de la brújula y Ryan se explica detenidamente en el último libro.
Por lo que vayamos a los libros importantes de la saga: El primero y el último... Tiempo de rosas es la presentación de este quinteto de hermanos, como se reúnen y acaban adoptando a mamá Rose (biológicamente es la madre de Adam) como madre de todos. Adam, Douglas, Travis y Cole son unos auténticos críos cuando encuentran a Mary Rose,  y  la  forma  de  criarla  y  cuidarla  con la  ayuda  a distancia de Rose es digna de admiración. Cada uno tiene una  personalidad  fuerte,  aunque  Mary  Rose  acaba haciendo con ellos lo que le da la santa gana (El que más me gusta es Adam). No me extraña que Harrison se vuelva loco con ellos, los diálogos son delirantes y más de una vez el escocés no tiene por dónde salir. Cole se lleva la palma en ese sentido, aunque Mary Rose resulta la más exasperante con unas reacciones de niña pequeña y a la que luego tienes ganas de collejear (pensemos que estamos en Montana, con las leyes del Oeste, pistoleros y demás, con lo que algunas respuestas suyas respecto a los duelos o similares son absurdas, tipo “Se lo diré a Adam...”). Sin embargo es un personaje femenino que en el momento justo sabe agarrar el toro por los cuernos y plantarse... o tal vez madura de pronto dándose cuenta de la situación en que se ha metido. Creo que le empecé a coger cariño en su etapa londinense, cuando deja atrás estas ingenuidades que rozaban el infantilismo, de contentar a todo el mundo y tomar conciencia de quién era realmente. 
A Harrison la verdad es que se lo hacen pasar fatal entre todos... Protagoniza momentos delirantes aprendiendo la vida de ranchero, las discusiones con los Clayborne, con lord Elliot, aunque tiene su gran momento de abogado en la parte final de la novela.  
Y respecto a los secundarios, poco hay que decir... Lord Elliot con su manera peculiar de llevar las cosas, con lo que luego pasa lo que pasa; Eleanor, que es para dar de comer aparte, y para lo único que sirve es para desear estrangularla (la eliminas y no pasa na... todos felices y contentos, y seguro que organizan una fiesta en tu honor); los  momentos  divertidos  con  los  habitantes  de  Blue Belle... 
En resumen, una novela entretenida dividida en tres actos: Montana, desde los inicios de la familia Clayborne hasta el regreso de Harrison a Inglaterra; Londres, con la familia inglesa  de  Mary Rose;  y  Montana  con  el  reencuentro/defensa de Adam. Sin embargo, lo que hecho en falta es el reencuentro de mamá Rose con sus hijos... 
Y por último, Amor en primavera, la novela que más me ha gustado ya que junta las historias de amor de Cole y Daniel  (por separado,  malpensadas)  con  la  intriga  de resolver  quién  es  el asesino  líder  de  una  banda  de atracadores de bancos. Jessica, Grace y Rebecca no se lo van a poner nada fácil, además de no ser oro todo lo que reluce. Encima Daniel arrastra un pasado pelín peliagudo, Cole convencido que no quiere ataduras de ningún tipo, Jessica viene con maleta y unas ideas muy preconcebidas, Grace con otra espada de Damocles y Rebecca... pues el lío está montado.  Yo  particularmente  no  creo  en  esa historia de “te veo y a los dos días eres el gran amor de mi vida” como pasa con Travis, Adam o el mismo Cole (al menos Daniel se da más tiempo para madurar el asunto...) por  lo  que este  libro me  llama más  la atención  por la investigación llevada a cabo, cómo se desenmascaran los culpables y los momentos de acción que tiene el libro (me encanta el momento en que Daniel le salva la vida a Cole).  
Por  último,  un  pequeño  toque  a  los  traductores... Comprendo que las sagas no tiene que traducirlas siempre el mismo, pero podrían tener un poco de coherencia, y no llamar “comisario” y “sheriff” al mismo personaje en dos novelas distintas... O “representante  de  la  ley”  y “alguacil”... Vale, son pijotadas, porque después de ver las traducciones de otras sagas, esto es pecata minuta.

Valoración global




21 abr. 2015

La misión más dulce. Linda Howard


Autor: Linda Howard

Publicado por Harlequin

Año publicación: 2014

Género: Romántico

Serie: 2º Los Mackenzie

ISBN: 978-8468740737



El Ave Nocturna, un revolucionario prototipo de avión provisto de un sistema armamentístico de alto secreto, era la prioridad número uno del coronel Joe Mackenzie, alias Mestizo. Y la experta en armas Caroline Evans era su distracción número uno. Aquella mujer se lo estaba poniendo difícil, pero Joe no había llegado a ser el mejor de los mejores por rendirse.




Me animé a comprar este libro que es un recopilatorio de la saga completa de los Mackenzie, 792 páginas, 5 historias (Lecciones privadas, La misión más dulce, Placeres furtivos, Navidades mágicas, Su única oportunidad) y un precio excepcional 17€.
La misión más dulce es el segundo título de la saga, cuenta la historia del hijo de Wolf, Joe, al que ya conocemos del libro anterior, y hace tiempo que dejó de ser un muchacho. Joe se ha convertido en todo un hombre, ha perseguido su sueño de ser piloto y ademas, ha logrado en poco tiempo ser uno de los mejores, más valorados y con mayor rango de su edad. 
Joe es Coronel de las fuerzas aéreas estadounidense y es el mejor piloto de su base. No me sorprende, pues ya se le veía la capacidad para llegar tan alto, lo que si me sorprendió, es que hasta que conoció a Caroline ninguna mujer le haya interesado de verdad. A Joe solo le hace falta ver a la experta científica una vez, para saber que tiene cero experiencia con el sexo opuesto, así que toma las riendas y con la excusa de protegerla del resto de los hombres de la base, se acerca. Ella en principio es reacia a aceptar la ayuda de Joe, pero finalmente cae en sus redes. 
El tema de la inexperiencia de Caroline, me costó digerirlo, puede que ya esté aburrida de tanta mujer virginal, puede ser, pero que una mujer que en veinticinco años ha rechazado todo contacto, ni le han besado, ni tocado, ni nada de nada, vea a Joe y decida pasar de cero a cien así a lo loco, me dejó, cuanto menos, desconcertada. Si es verdad que Joe sabe llevarla a su terreno, pero es que ella parece se quiera comer el mundo sin masticarlo siquiera.
Pasando por alto esa rapidez de ella al aceptar la intimidad con Joe, (¡¡caray si la acepta y la disfruta!!)ha sido una lectura entretenida, con algún que otro sobresalto por saber qué o quién es el culpable de los fallos en el prototipo aeronáutico, que además pondrá a prueba la estrenada "confianza" de los protagonistas.
Una historia entretenida y rápida de leer.



Los Mackenzie:

1. Lecciones privadas
2. La misión más dulce
3. Placeres furtivos
4. Navidades mágicas
5. Su única oportunidad

17 abr. 2015

El sabor del escándalo. Sandra Brown


Autor: Sandra Brown

Publicado por ZETA Bolsillo

Año Publicación: 2010

Género: Suspense / Romántico

ISBN: 978-8498723823





En una noche lluviosa, Jade Sperry vive la peor pesadilla que una mujer puede soportar a manos de tres jóvenes a los que conoce bien y que en esta ocasión se muestran diabólicamente crueles. Perdidos ya sus ideales de juventud, y en el núcleo del escándalo y la tragedia, Jade huye de su ciudad natal, que le resulta irrespirable. Sin embargo, nunca olvidará aquel lugar en el que hombres, mujeres y niños dependen de una sola familia adinerada en cuyo seno vive cómoda e impunemente el principal culpable de su tragedia. Algún día, no obstante, podrá llevar a cabo su venganza y empezar, tal vez, una nueva vida.


Creo que junto con Obsesión y venganza de Linda Howard esta es de las novelas más duras que he leído.
La autora nos relata la historia de la joven Jade Sperry, que es violada por tres compañeros de instituto y cómo en un instante su mundo, sus sueños se derrumban.
A la par nos cuenta la triste historia de Dillon Burke de la que no comento nada, ya que la sipnosis no lo desvela.
Lo que más me ha gustado: el estilo de narración de la autora, sin regodearse en las escenas macabras ha sido capaz de mantenerme buena parte de la lectura con la piel de gallina. Ha conseguido meterme constantemente en una montaña rusa de emociones, pasando con gran rapidez de la ira a la pena, rabia, admiración, felicidad...
La forma en que a lo largo de la novela entrelaza la vida de los personajes, principales y secundarios y su intensidad, es imposible no admirar a Jade, su valentía y determinación, siendo capaz de sortear uno tras otro todos los obstáculos hasta llevar a buen puerto su objetivo. Imposible no adorar a Dillon, que a pesar de haber estado en el cielo y bajar sin freno a los infiernos, no se rinde y es capaz de volver a intentarlo.
Hasta de los malos tengo que hablar bien, porque la autora consigue que sientas un odio visceral y los aborrezcas con todas tus fuerzas. Da igual que su delito sea solo el de omisión, o el de egoísmo... los odias a muerte.

Es una historia de violencia, traiciones, envidias, poder, venganza y a pesar de la dureza de la misma, Sandra Brown ha conseguido dejarme con una enorme sonrisa en los labios.
Mi estreno con esta autora no podía ser más positivo así que no tengo duda a la hora de recomendarlo.




14 abr. 2015

Un auténtico príncipe. Suzanne Brockmann


Autor: Suzanne Brockmann 

Publicado por Harlequin Ibérica 

Año publicación: 2006 

Género: Contemporánea 

Serie: 1º Altos, oscuros y peligrosos 

ISBN: 978-84-900-0572-9


Veronica St. John disponía de sólo dos días para enseñar a un  rudo miembro de  las  Fuerzas  Especiales del Ejército todo  lo necesario para  hacerse  pasar  por  un  príncipe europeo que estaba amenazado por los terroristas. Era una misión  dura,  pero Veronica estaba  segura  de  poder hacerlo... hasta que conoció a Joe. A pesar de su parecido físico con el guapísimo príncipe, el teniente  Joe Catalanotto  no  tenía  nada  que  ver  con el remilgado aristócrata. Todo en él, desde la arrogancia de sus ojos hasta su acento neoyorquino, demostraba que era un tipo normal, no un príncipe. Con una sola entrevista, Veronica  supo  que  sería  imposible convertirlo  en  un miembro de la realeza. Por su parte, Joe estaba convencido de  tener  todo  lo  necesario  para  llevar  a  cabo aquella misión.

Lo  primero  es  darle  un  gran  capón  a  esta  editorial  por hacer unas  ediciones  con  tan  escaso  número  de ejemplares,  que luego encontrar  alguno  es  una  aventura (rastros, tiendas de segunda mano físicas o por internet...). Y sí, existe la versión digital a la venta, pero a no ser que te lo cojas de oferta por el Kindle flash (como estuvo éste), me  parece  un  atraco  a  mano  armada  que un libro descatalogado te lo quieran cobrar a 5,69€, o algunos que casi llegan a los 10... Casi es más divertido irte a libreros de viejo.
En fin, desbarres aparte, es una saga que yo empecé a leer por   el   número   cuatro. La   verdad   es   que   son independientes,  y  el orden  sólo  influye  para  saber que algunos personajes están casados en un momento o aún no han  encontrado  a  su  pareja  en otro,  pero  este  hecho  no interfiere  en  la  trama  ni  hay  molestas repeticiones  de “Quién es quién” (eso sí, lo de la Semana del Infierno o el entrenamiento de los SEALs aparece hasta en la sopa, pero al menos bien metido, y qué le vas a hacer). Y no influye ya que  aunque  los  protagonistas  siempre  aparecen  (está centrada en el equipo Diez de los SEALs, Escuadrón Alfa) sus  parejas  de forma  testimonial  (en  alguna  fiesta,  o comentario...  Con  la excepción  del  noveno  libro, Tentando a la suerte, en la que dos de ellas son personajes secundarios  con  más  peso  y  el  resto aparecen  en  un momento muy crítico).
Y la verdad, es una saga que aunque el primero pasa un poco más desapercibido, o mejor dicho, más del montón, a medida  que  va avanzando  mejora  la  trama  a  nivel  de intriga y complejidad. En este primero, Joe Cat descubre que tiene un sosia por ahí pululando, nada  más  y  nada  menos  que  el  Príncipe Coronado  de  Ustanzia (país  inventado  que  sitúan  en Europa),  un  auténtico  capullo. Todo  quedaría  olvidado (menos  los  “efectos  colaterales”)  si  no fuera  porque  el principito  es  víctima  de  un  intento  de asesinato por  un grupo  terrorista  y  se  le  ocurre  que  mientras  él  está ricamente en un piso seguro, Cat ocupe su lugar.
Joe Cat es un sueño hecho hombre... atractivo, sexy, alto, con un sentido de la lealtad y honor a prueba de misiles (vamos,  lo  que cada  una  querría  que  le  regalaran  deReyes) y para ayudarlo a ganar el Oscar de la Academia en cuestión de dobles, tiene a Veronica St. John para que le eche una manita... y algo más.
Veronica   no   es   un   personaje   que   me   atraiga especialmente... Una auténtica mojigata que sí, se siente atraída por el  “macho  man”,  pero  que  le  cuesta  Dios  y ayuda  dar  los pasitos  en  la  dirección  adecuada.  Y  tan remilgadita y cursi que a veces da asquito. Se desespera ya que subestima a Joe, y piensa que todo se irá al garete.  Pero  Joe,  además  de  desconcertar  a todos,  menos  al Almirante  Forrest,  y  de  mejorar  la  imagen pública  del principito,  va  dinamitando  poco  a  poco  las defensas y remilgos de Veronica y consigue llevársela a su terreno, aunque le  cuesta  sangre,  arena  y  agua  helada.  Es  una pareja con muchos tira y afloja, pero en la que opino que ella no llega a la altura del personaje masculino, y a la que, en el último minuto, se le abren los ojos y se da cuenta de lo que está a punto de perder. Porque aunque el Príncipe vuelva a la palestra cuando todo parece acabado, no es así. Tenemos nuestra sorpresita al final.
La novela es entretenida, tiene su punto de intriga, acción, sus “quiero pero no debo”, sus “yo no me enamoraré en la vida”  hasta que  caen  de  rodillas,  sus  personajes secundarios (los otros miembros del equipo y el Almirante Forrest), y aunque me quedé con las ganas de saber qué pasa finalmente con el Príncipe Tedric, y con la familia de Veronica cuando conozca a Joe, es una novela para pasar una tarde de lluvia. Personalmente, de las que he leído, me parece  la  más floja,  y  hay  que  leer  alguna  más  para engancharte. La  segunda te  la  lees  de  un  tirón,  y  la tercera... pero eso lo veremos en futuras reseñas. 

Altos, oscuros y peligrosos:
  • 1.Un auténtico príncipe 
  • 2.El mismo amor 
  • 3.Otra forma de amar 
  • 4.Dime que sí 
  • 5.Corazón en peligro 
  • 6.Un día más 
  • 7.Desafiando las normas 
  • 8.Sin nombre 
  • 9.Tentando a la suerte 
  • 10.Cerca de la tentación (Contenido en Hombres de honor) 
  • 11.Pasión a ciegas (Contenido en Hombres de honor) 

10 abr. 2015

Mi adorable bribona. Johanna Lindsey


Autor: Johanna Lindsey 

Publicado por: Ediciones B 

Año publicación: 2005 

Género: Romántica Regencia 

Serie: 7º Saga de los Malory  

ISBN: 978-84-666-1982-0 


Cuando  Danny,  una  joven  que  creció  en  las  calles  de Londres sin ningún recuerdo de su familia, es expulsada de su banda por ayudar a Jeremy Malory a recuperar las joyas que su amigo Percy había perdido en una partida de cartas, exige a Jeremy que le dé un trabajo. Está decidida a convertirse en una mujer respetable para poder cumplir su sueño de casarse y fundar una familia. Cautivado por su belleza y su valor, Jeremy contrata a Danny como criada, aunque quiere hacer de ella su amante. Bajo  la  tutela  de  Jeremy y su  prima  Regina, Danny  se transforma  en  una  dama.  Aunque se siente  atraída  por Jeremy, se niega a ser algo más que una sirvienta porque sabe que él no está dispuesto a casarse con ella. Cuando Danny vuelve a ayudar a Jeremy haciéndose pasar por su nuevo amor de Jeremy para evitarle un escándalo, algunos miembros  de  la  alta  sociedad se  dan  cuenta  de  que  el rostro de Danny  les  resulta  familiar. Se  desatan  los rumores acerca de su verdadera identidad, algo que pondrá en  peligro  no  sólo  las posibilidades  de  que  Danny conquiste el corazón de Jeremy sino también su vida.


Yo no sé si empiezo a estar muy harta de las repeticiones de quién es quién en esta familia (juro que no es necesario, la  verdad), metidas  con  calzador  y  algunas  incoherentes con  lo  dicho  en novelas  anteriores  (que  alguien  me lo asegure, pero pondría la mano en el fuego con respecto a la edad en la que Jeremy encontró a James... Era bastante antes de que él tuviera dieciséis, ¿no era a los doce o trece o antes?); o que  también estoy hasta los mismísimos de estos jóvenes nobles libertinos sin arte ni beneficio y para lo único que son buenos (con perdón de la expresión), para follar  y  lucir  palmito.  Sea  como  sea,  esperaba bastante más de esta novela, pero me ha decepcionado. Es entretenida,  sí, pero sosa y  llena  de  topicazos.  Como siempre despista la sinopsis, ya que la realidad... En fin, centrémonos un poco. 
Durante más de la mitad de la novela Jeremy se comporta como un capullo libertino egoísta cuyo único objetivo es meterse entre las faldas de Danny, y todo lo que hace para conseguirlo (sobre todo la forma en que lo logra) es para darle de collejas. James y Anthony eran libertinos sí, pero había  ciertos  límites  que  no  traspasaban y que  Jeremy cruza  alegremente.  Otra  cosa  son  las  frasecitas que suelta... Como le sorprende que Danny sea tan inteligente viniendo de  los  suburbios  (muy  snob  de  su  parte,  ¿no viene  él  de  una taberna  del  puerto?).  Reggie  sigue incordiando por ahí, y fastidia también los malentendidos (o  mejor  dicho  los  sobreentendidos) que  se  dan  al principio.  Los  argumentos  secundarios  como  el de  los rumores o quién intenta matar a Danny se quedan también en agua de borrajas. Los mejores secundarios son Amy y Warren, ya que ni James ni Tony han estado al nivel de libros anteriores...  En resumen, una novela lineal y previsible que no aporta nada a la saga y a la que se le podría haber sacado bastante más jugo. Jeremy es un personaje desaprovechado  y del que  esperabas  muchísimo más;  y  Danny  es  la  típica huerfanita sin recuerdos de su familia, que aunque tiene puntazos  en  su  personalidad,  otras  veces  es más  que blandita.  Aun  así,  ella  es  mucho  mejor  que  él.  Lo que salva la novela son los diálogos entre ellos, pero muy poco más. 
Espero  que  los  siguientes  libros,  centrados  en  los Anderson, repunten la serie, ya que éstos dos últimos... Sin comentarios. Como siempre digo, los mejores los de James/George y Amy/Warren. 
Un  pequeño  detalle  en  la  traducción:  En  aquella época había coches de alquiler, pero taxis... taxis, así tal cual, no.


Saga de los Malory: 

7. Mi adorable bribona 
8. Cautivo de mis deseos 
9. Las trampas de la seducción 
10. Enemigos perfectos 
11. Stormy Persuassion 

7 abr. 2015

El marqués y la gitana. Johanna Lindsey


Autor: Johanna Lindsey

Publicado por Zeta Bolsillo 

Año publicación: 2011 

Género: Romántica Regencia 

Serie: 6º Saga de los Malory  

ISBN: 978-84-987-2575-9 


Los  Malory  se  reúnen  en  Haverston  para  pasar  las navidades, Una mañana aparece un regalo para la familia, pero  no se  sabe quién  lo  envía.  Todos  están  intrigados  y desean saber qué contiene, pero deben esperar hasta el día de  Navidad.  Una  noche, sin  embargo,  casi  todos  los miembros  de  la  familia  tienen  la misma  idea:  abrir el regalo  y desvelar  el misterio. La encargada de hacerlo es Amy. Resulta ser  un  diario de  una  antepasada, Anastasia Malory, en el que cuenta las circunstancias en que conoció a su marido y se casó con él. Este relato hará que uno de los Malory abra los ojos y decida correr un riesgo...


Al igual que el libro anterior sobran esos recordatorios de quién es quién en la familia y sus sucesivas aventuras. No hay necesidad, por el amor de Dios...  
A  lo  que  importa.  Han  pasado  unos  seis años  desde  lo acontecido en el quinto libro, y toda la familia se reúne en Harverston  por  Navidad  (me  suena  a  anuncio  de  el Almendro...)  con  sus  hijos,  nietos  y  los  miembros  más jóvenes ya talluditos (imaginaros a Jeremy con veinticinco añitos, debe haberse acostado con todo Londres y parte del extrarradio), y por supuesto con todas las pullas y demás de rigor. Un día aparece un paquete que nadie sabe quién a puesto  ahí,  ni  para  quién  es.  Y como  los  Malory  son  de todo  menos  curiosos,  se  levantan  una noche  y  se  dirigen en procesión a la apertura del dichoso regalito. La primera en llegar y por lo tanto ganadora es Amy, y será la que lo abra, descubriendo un diario/biografía del primer marqués y marquesa  de  Harverston,  donde  resulta  que  lo  rumores son eso... rumores no veraces. Y que no necesitas ser de clase  alta  para casarte  con  un  marqués...  con  lo  que a alguien se le da el pistoletazo de salida para decir que sí de una  puñetera  vez, después  de  más  de  treinta  años  de relación,  y  de  seis  de pedida  de  matrimonio  sin  dar  su bracito a torcer. 
La  historia  de Christopher  y  Anastasia  no  es  gran  cosa realmente, lo justo para decir que si el corazón quiere, el “Grand Monde”  o  la  sociedad londinense  puede  irse... a tomar  por saco. Ya  encontraremos  un rumor  que  lo disimule.  El  asunto  podría dar  para  mucho  más, pero  se queda en entretenido y ya. Lo que me chirrió un poco fue lo de la bañera con fontanería (de agua caliente incluida) y con forma de baño termal en una casa. Hombre, contando que  la historia  está  ambientada  en  la  mitad  del  siglo XVIII, que eso esté en una mansión campestre me parece un  poco raro  aunque tampoco  sé  como  evolucionó  la fontanería inglesa... o desevolucionó, ya que tampoco que creo que fueran tan sumamente limpitos como aparecen en todos estos libros de regencia, medievales y demás. Lo de la cuba de madera y los criados subiendo agua caliente me suena  más...  pero  como  dije no pongo  la  mano  en  el fuego.
En resumen, el más flojito de la saga, entretenido ya que te enteras de cómo le va a esta familia seis años después, con los  nuevos miembros,  histerias  varias,  enfados  entre hermanos  (lo  normal en  navidades,  oiga)  y  una  excusa para  oficializar  lo  que  es de facto  desde  hace  más de treinta años... pero poco más.


Saga de los Malory: 
6. El marqués y la gitana 
7. Mi adorable bribona 
8. Cautivo de mis deseos 
9. Las trampas de la seducción 
10. Enemigos perfectos 
11. Stormy Persuassion